La Secretaría de Control municipal secuestró dos vehículos que estaban trabajando en el transporte de pasajeros a través de la plataforma Uber, no habilitada para funcionar en Rosario.

El operativo fue llevado adelante en la zona de Avenida del Rosario y Lituania. Se labraron las actas de infracción correspondientes, las cuales fueron enviadas al Tribunal Municipal de Faltas, y se procedió al traslado de los vehículos al corralón.

“En un procedimiento habitual de tránsito, detectamos dos vehículos que estaban trabajando sin habilitación con pasajeros y se los remitió al corralón”, indicó el secretario de Gobierno municipal, Gustavo Zignago, a Radiofónica.

Se informó oficialmente que los pasajeros aportaron elementos probatorios como una captura de pantalla con el pedido de viaje donde figuran las chapas patente y recibos de cobro online enviados por la aplicación.

Cabe resaltar que luego de que la app anunciara su puesta en funcionamiento en Rosario, tras el reclutamiento de choferes, desde el municipio reiteraron que no cuenta con la habilitación correspondiente y avisaron que se vendrían sanciones. Este jueves, los remiseros realizaron una encendida protesta exigiendo la salida de la plataforma.