Hernán Castillo, reconocido periodista deportivo, sufrió esta semana la pérdida de su padre, que era paciente de riesgo por cuadros anteriores que complicaron su evolución. Estuvo internado en el Policlínico Lomas hasta que fue irreversible su situación tras el contagio de COVID-19.

//Mirá también: Boca cortó una mala racha de más de 50 años en la altura de La Paz

Comezó su programa “Halcones y Palomas” agradeciendo a las personas que le enviaron un mensaje dándole fuerzas para ese difícil momento y les pidió que no dejen de cuidarse. “Hay que cuidarse mucho, mucho, mucho. Todos trabajamos, el país necesita moverse. Pero tenemos que cuidarnos mucho”, dijo entre lágrimas.

La gravedad del estado de su padre se combinó con la dificultad para conseguir una cama de internación. Castillo definió todo ese proceso como “desesperante y terrible”. Admitió que sintió mucha impotencia y que realmente está colapsado todo el sistema de salud.

//Mirá también: Jonathan Herrera, el goleador que necesitaba Independiente

Por último, volvió a agradecerle a la gente que le acercó sus palabras de aliento a través de sus redes sociales e insistió con el cuidado que todos deben tener.

Cierro el tema acá. Gracias a todos por los mensajes. Twitter no es tan malo eh. Acá hay más gente buena que mala. Lo sé y lo viví. A cuidarse todos. Gracias”, escribió Castillo en su cuenta oficial de Twitter.