Independiente arrancó con el pie derecho en el Grupo B de la Copa Sudamericana. El “Rojo” venció sin problemas 3-1 a Guabirá, en Bolivia, con una gran actuación de Jonathan Herrera, que anotó los tres goles del equipo y se llevó la pelota.

//Mirá también: Boca cortó una mala racha de más de 50 años en la altura

Herrera es habitual suplente en el conjunto de Julio César Falcioni. De hecho, nunca había sido titular. Ante Guabirá tuvo la oportunidad de comenzar por primera vez en el once inicial en lugar del capitán, Silvio Romero, y no defraudó. Se lo vio bien físicamente (en marzo sufrió un esguince de rodilla), con potencia y fue clave en el triunfo con sus goles.

El ex Central Córdoba y San Lorenzo es el goleador que buscaba Independiente. Es que el equipo de Avellaneda no se caracteriza por marcar muchos goles: anotó apenas tres tantos en los últimos cinco partidos de la Copa de la Liga Profesional.

//Mirá también: San Lorenzo cayó ante Huachipato en el Nuevo Gasómetro

Otro futbolista que tuvo una gran noche en la ciudad de Montero, cercana a Santa Cruz de la Sierra, fue Alan Velasco. La “Joya” volvió a la titularidad y mostró toda su calidad. Estuvo rápido y ágil. Y a pesar de no poder marcar (tuvo un tiro en un palo), participó en la mayoría de las jugadas de peligro del equipo.

Alan Velasco jugó un gran partido contra Guabirá.(AFP)

Con este triunfo contra Guabirá, Independiente se ubica como líder de su grupo con tres puntos, por encima de Bahía, de Brasil, y Montevideo City Torque, de Uruguay, que igualaron 1-1 en su primer encuentro.

Los goles de Jonathan Herrera contra Guabirá