Mientras la mayor parte del mundo continúa la lucha contra la propagación del coronavirus y sus nuevas variantes, que contagiaron a casi 106 millones de personas y mataron a más de 2,3 millones a nivel global, hay 14 países a los que nunca llegó la enfermedad.

Así lo informó la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según un reporte revelado por el organismo, 12 de los 14 países libres de Covid-19 corresponden a islas o islotes a miles de kilómetros de la costa.

Estas naciones se salvaron del virus ya que implementaron, desde el principio, políticas muy estrictas y optaron por cerrar el ingreso de visitantes, favorecidas por su posición geográfica.

Mientras el mundo continúa la lucha contra el coronavirus y sus nuevas variantes, hay países que no sufren la enfermedad.

Tal es el caso de las Islas Cook, compuestas por 15 pequeñas islas en el Pacífico Sur a más de 3.000 kilómetros de Nueva Zelanda. Aplicó una cuarentena obligatoria y una prohibición temporal a las embarcaciones en sus puertos, incluidos cruceros.

La situación es similar en Samoa Americana, que hace un año cerró las fronteras incluso a los residentes que estaban en el extranjero, hasta hace dos semanas que permitió la entrada de los isleños.

También se salvó Narau, el tercer país más pequeño del mundo, cerca de Kiribati y muy pobre, con el mayor número de personas con sobrepeso a nivel global, y una esperanza de vida de menos de 50 años.

Islas Cook aplicó una cuarentena obligatoria y una prohibición temporal a las embarcaciones.

Palau, por su parte, formado por 300 islas y cercano a Filipinas, además de no haber registrado ningún caso de coronavirus, podría ser uno de los primeros países del mundo en vacunar a toda la población.

En Santa Elena, territorio británico en el Océano Atlántico y uno de los lugares más remotos del mundo, ubicado a más de 1.800 kilómetros de distancia de Angola, impusieron hisopados para entrar y salir de la isla.

De acuerdo al informe desarrollado por la OMS a un año del inicio de la pandemia, y replicado por la agencia ANSA, los otros dos países que no registraron casos ni decesos a causa de la enfermedad son Corea del Norte y Turkmenistán, pero los expertos dudan de la precisión de sus datos oficiales y de la voluntad de hacerlos públicos.

El presidente norcoreano, Kim Jong Un, impuso restricciones muy estrictas a la población, que afectaron aún más una situación económica que ya se encuentra en condiciones críticas.

Además, para algunos, el hecho de que el país limite con China y Corea del Sur hace poco probable la ausencia de casos.