La emoción por volver a la cancha y por ver a la Selección Argentina frente a Perú dejaron un saldo negativo en las inmediaciones del Monumental: largas colas para retirar las entradas, bronca, enojos y empujones.

//Mirá también: Lionel Messi y otra buena actuación en la Selección Argentina: “Cada vez disfrutamos más”

Ni el feriado calmó la ansiedad del público que podrá ver al equipo de Lionel Scaloni en la cancha de River el próximo jueves. Con las entradas agotadas, hubo inconvenientes en su entrega.

Fueron más de 10 cuadras la extensión máxima que llegó a tener la fila para retirar los tickets para el duelo de la Selección. La poca paciencia y algunos movimientos de “colados” molestaron mucho a los fanáticos. También hubo reclamos por la fila que formaron para personas con capacidades diferentes.

A medida que iban acercándose a las ventanillas, el cuello de botella se hizo más angosto y se agrandaron los conflictos. Algunos hinchas se acusaron entre sí y comenzaron los empujones y las molestias.

//Mirá también: Los mejores memes de la goleada de la Selección Argentina contra Uruguay en las Eliminatorias

El reclamo mayoritario era evidente. Con los largos recorridos y el tiempo de espera que pasaron los hinchas, siguieron con ganas de protestar por nuevos métodos para ingresar al estadio sin la necesidad de perder horas para retirar un ticket.