En el marco de la reciente le homofóbica aprobada por el parlamento de Hungría, el presidente de República Checa, Milos Zeman, definió a las personas transgénero de “asquerosas”. La legislación fue recibida con críticas por parte de miembros de la Unión Europea, bloque que también integra Hungría.

// Mirá también: Denuncian a la Municipalidad por discriminación y violencia laboral de género

La ley húngara prohíbe la difusión de todos los materiales y programas educativos para niños que se considera que promueven la homosexualidad, la reasignación de género y el concepto de sexualidad que se desvíe del asignado a una persona al nacer.

Marcha de orgullo gay. AFP PHOTO / Juan Mabromata

El jefe de Estado en una entrevista con CNN expresó que la injerencia en los asuntos internos de cualquier país miembro de la Unión Europea es un grave error político y defendió al primer ministro húngaro, Viktor Orbán. “No veo ninguna razón para no estar de acuerdo con él”, subrayó.

“Puedo entender a gays, lesbianas, etc. ¿Pero sabes a quién no entiendo en absoluto? A las personas transgénero“, indicó Zeman quien sostuvo que las personas transexuales le parecen “intrínsecamente asquerosos”.

Los comentarios del mandatario se produjeron cuando varias ciudades de todo el mundo celebraron el día del Orgullo Gay con desfiles y marchas destinadas a ganar visibilidad para la comunidad LGBTI. Según ILGA-Europe, un grupo de defensa de los derechos temen que la República Checa pueda seguir el camino de sus países vecinos Hungría y Polonia quienes se muestran cada vez más antiliberales.

La aprobación de la ley de matrimonio igualitario se ha estancado varias veces en el país y, según un informe de diciembre de 2020 de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia, los ciudadanos checos deben someterse a una reasignación de género y esterilización como condición para la transición oficial.

POLÉMICO. Racista y xenófobo, Orban no disimula sus ideas (AP).

// Mirá también: Tuvo coronavirus, fue a donar plasma y denunció que lo rechazaron por ser gay

Hungría defiende su ley homofóbica

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, volvió a salir en defensa de la polémica ley que vincula la homosexualidad con la pedofilia. “Estoy seguro de que solo los húngaros pueden decidir sobre la educación de los niños húngaros”, aseguró en un texto publicado este lunes en su página web.

“Cómo se educa sexualmente a un niño no es un derecho humano del niño . No existe tal derecho humano”, indica, por otra parte, el nuevo texto polémico de Orbán.

La legislación adoptada el 15 de junio en el Parlamento prohíbe hablar de homosexualidad y el cambio de sexo en colegios y medios de comunicación. La normativa vincula la homosexualidad con la pederastia, lo que ha desatado una gran ola de indignación y críticas dentro y fuera del país por ser considerado homofóbica, discriminatoria y que viola los valores fundamentales de la Unión Europea (UE).

El tema fue central durante la cumbre de los líderes comunitarios donde diecisiete socios comunitarios recibieron a Orbán con una dura crítica por escrito, después de que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijera que la ley es “una vergüenza” .

Con información de EFE