Este jueves sobre las 13 horas en un plenario de las comisiones de Banca de la Mujer y de Trabajo y Previsión Social, que se realizará en el Senado de la Nación, comenzará a debatirse el proyecto de Ley de inclusión laboral para la población trans, travesti y transgénero.

// Mirá también: Diputados dio media sanción al proyecto de cupo laboral trans-travesti

La semana pasada el proyecto fue aprobado por Diputados consiguiendo de esta forma media sanción. La iniciativa prevé que el Estado deberá contratar con al menos 1% de la dotación de la administración pública, en todas las modalidades de contratación regular vigentes.

Respaldo. Organizaciones que vienen luchando por el cupo travesti y trans celebraban ayer frente al Congreso el tratamiento del proyecto. (Télam)Télam

Los legisladores contarán con dos iniciativas, presentadas por la senadora de Chubut, Nancy González; y la senadora de Catamarca, Inés Blas. El proyecto considera que se entiende por “personas travestis, transexuales y transgénero a todas aquellas que se autoperciben con una identidad de género que no se corresponde con el sexo asignado al nacer”.

La iniciativa señala que “a los efectos de garantizar la igualdad real de oportunidades, el requisito de terminalidad (sic) educativa no puede resultar un obstáculo para el ingreso y permanencia en el empleo en los términos de la presente Ley”.

// Mirá también: En el primer semestre del año hubo 69 crímenes de odio contra la población LGBTIQ+

En este sentido, puntualiza que “los organismos comprendidos en la presente ley deben promover acciones tendientes a la sensibilización con perspectiva de género y de diversidad sexual en los ámbitos laborales, con el fin de una efectiva integración de las personas travestis, transexuales y transgénero en los puestos de trabajo”.

El proyecto también contempla que las “contribuciones patronales que se generan por la contratación de las personas beneficiarias de la presente ley podrán tomarse como pago a cuenta de impuestos nacionales” y ese beneficio se extiende a un año y a dos en el caso de las pequeñas y medianas empresas.

Con información de Télam.