Una nueva estrategia sostiene en las últimas horas el gobierno de Axel Kicillof, que ahora denuncia, a través de una gacetilla, que más de 75.000 porteños fraguaron datos sobre su dirección para tener acceso a la vacuna contra el coronavirus en la provincia de Buenos Aires.

//Mirá también: Advertencia de Daniel Gollan: “Ni el que tenga la prepaga más cara tiene asegurada una cama”

Esto iría en contra de la estrategia sanitaria del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, salvo que se olvidaron de aclarar un dato: la cantidad de bonaerenses que se vacunaron en la Ciudad. que fue superior.

Daniel Gollan, ministro de Salud bonaerense (Archivo / Télam).

Este viernes, el Ministerio de Salud bonaerense, que conduce Daniel Gollán, difundió una gacetilla en la que indicó que “un cruce de datos entre el Registro Nacional de las Personas (Renaper) y los ciudadanos vacunados hasta el momento en territorio bonaerense, reveló que 75.901 dosis de la Provincia se aplicaron a residentes de la Ciudad de Buenos Aires”.

Y aclararon que se utilizaron datos falsos para inscribirse. Es decir, que los porteños mintieron para acceder al cronograma de vacunación que lleva adelante la provincia. Según la provincia, esas más de 75.000 personas “utilizaron un domicilio de un familiar para poder anotarse o un domicilio laboral” y, “en el momento de vacunarse, certificaron estar viviendo eventualmente en Provincia”.

Horacio Rodriguez Larreta en la sede central del gobierno de la ciudad foto CLARIN

El Gobierno bonaerense identificó las maniobras al cruzar datos con la base del Renaper y constatar que efectivamente esas personas viven en la Ciudad de Buenos Aires. En su mayoría, fueron mayores de 60 años.

//Mirá también: Los sanatorios bonaerenses deberán priorizar los casos de COVID cuando la ocupación de terapia intensiva supere el 70%

”De los 75.901 detectados, 46.496 son mayores de 60, 21.770 lo hicieron como personal de salud, 3.169 como docentes y auxiliares, y otras 370 personas bajo el grupo personal de las fuerzas de seguridad”, detallaron. “Este número representa el 14,32% de los 529.976 porteños que recibieron alguna dosis de la vacuna contra el Covid-19 en CABA al 23 de abril”, compararon.

Incluso, aseguraron que entre esas 75.000 personas que cruzaron a la Provincia para vacunarse, hay un amplio número de docentes. “Dentro de ese universo de vacunados, se calcula que 2 de cada 10 docentes de CABA, se vacunaron en la Provincia”, remarcaron.

Lo que no mencionaron es que, según los números que maneja la Ciudad la cifra de radicados en Provincia que se vacunaron en CABA es aún mayor.

”El acuerdo general marca que el personal de salud se vacuna donde trabaja”, explicaron a diario “Clarín” fuentes autorizadas. En rigor, la cifra es mayor a la que sacó a relucir la provincia de Buenos Aires: “97.393 dosis contra el COVID-19 aplicadas en la Ciudad fueron destinadas a bonaerenses”, detallaron. Y sostuvieron que ese número representa “el 14.4% de todas las administradas hasta el momento”.

En cuanto a la denuncia del PAMI contra la Ciudad, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal requirió este viernes información al Ministerio de Salud porteño y al PAMI en la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en la asignación de turnos para la vacunación contra el coronavirus de adultos mayores en la Ciudad de Buenos Aires denunciadas por la titular de la obra social, Luana Volnovich, quien volvió a señalar inconsistencias en el manejo del sistema.

La titular del PAMI denunció en las redes sociales que no se les está dando turno a los afiliados porteños para vacunarse. Foto: Twitter.Twitter

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, por su parte, aseguró que esas anomalías advertidas por Volnovich pueden solucionarse “rápidamente con una reunión de trabajo”, que resuelva problemas vinculados al padrón de afiliados.

El fiscal en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la ciudad de Buenos Aires, Maximiliano Vence, abrió este viernes una investigación de oficio y libró órdenes de presentación para requerir documentación a la cartera de salud porteña y a la obra social de los jubilados, informaron fuentes judiciales. Las medidas se concretaron en ambos organismos, a los que se les pidió “información sobre los procesos de asignación de turnos y distribución de vacunas”, explicaron las fuentes consultadas por Télam.

El fiscal, asimismo, citó como testigo para el próximo lunes a las 10 a la titular del PAMI, a raíz de sus dichos sobre irregularidades en los turnos para la vacunación contra el coronavirus que otorga el Gobierno porteño.

Por su parte, Volnovich volvió a señalar hoy inconsistencias en el manejo del sistema de asignación de turnos en CABA para los jubilados, al indicar que “lo que falló fue la logística” del distrito porteño.