En el marco de la nueva fase de la flexibilización de la cuarentena anunciada por el presidente Alberto Fernández, el Gobierno analiza la apertura de fronteras terrestres con Chile y Uruguay. Este lunes la directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, adelantó que “a partir del 6 de septiembre estamos pensando en abrirlas”.

// Mirá también: Flexibilización de las restricciones: una por una, las medidas que anunció el Gobierno

La funcionaria indicó cómo se producirá el levantamiento de la medida de restricción: “Cuando abramos las fronteras terrestres también va a tener que aplicar un protocolo similar al de Ezeiza”.

Florencia Carignano, directora Nacional de Migraciones.

En declaraciones a El Destape Radio, Carignano puntualizó: “Los corredores van a tener que ser seguros, con protocolo de testeo y lugar de aislamiento” y advirtió que para ampliar la cantidad de viajeros tienen que “contar con la ayuda de las provincias“.

Carignano recordó que “hace 5 semanas habíamos restringido los accesos por el crecimiento de la variante Delta para ganar tiempo para vacunar”. “El caso del cordobés que llegó con variante Delta y contagió a más de 20 personas y hay más de 800 aisladas mostró la importancia del tema” indicó y remarcó que “el incumplimiento de una persona puede hacer mucho daño”.

// Mirá también: Aerolíneas advierten que las restricciones “ponen en riesgo la conectividad del país con el resto del mundo”

“En las 5 semanas que pusimos restricciones a los viajeros logramos aplicar más de 12 millones de vacunas”, señaló la directora de Migraciones quien detalló: “Pasamos de 1.000 personas a 1.700 y si nos siguen acompañando ese número va a pasar a 2.300 en varios aeropuertos”.

En este marco, la funcionaria explicó que “las provincias que quieran recibir en sus aeropuertos van a tener que aplicar un protocolo como el de Ezeiza y las condiciones de aislamiento siguen siendo las mismas”.

“Hubo solo 3 provincias que decidieron aislamiento en hotel, que es la más segura: Buenos Aires, Salta y San Juan” informó Carignano y sostuvo que “Córdoba va a controlar más fuerte porque se dio cuenta de la importancia con el caso que tuvo”.