El martes pasado, el juez federal Eduardo Farah había tenido el primer respaldo de la Magistratura cuando el oficialismo aprobó con amplia mayoría un dictamen que le permitió a su vuelta a la Cámara Federal. El documento fue impulsado por el consejero Diego Molea, cercano al oficialismo. Ahora, volvieron a respaldar el regreso de Farah que se hará efectivo en los próximos días.

De esta forma, el Gobierno se garantizó con Farah un juez afín en el estratégico tribunal que se encarga de revisar los procesamientos de los 12 jueces federales de Comodoro Py, los que se encargan de investigar a funcionarios y políticos en casos de corrupción.

Consejo de la Magistratura (Foto: Alberto Raggio/DYN)

El Consejo de la Magistratura avaló Eduardo Farah vuelva a su lugar en la Sala II de la Cámara Federal, un cargo que había dejado en 2018 tras pedir un traslado a otro tribunal. Farah esta vinculado al kirchnerismo y es el magistrado que ordenó liberar a Cristóbal López.

El regreso del juez se aprobó en el Plenario del Consejo con amplia mayoría, con respaldo total del oficialismo y de los representantes de los jueces. Mientras que el diputado y consejero opositor Pablo Tonelli votó en contra -junto a la diputada radical Silvia Giacoppo- y argumentó a favor de su propio dictamen en el que sostenía que Farah no debía volver a la Sala II.

Por su parte, la diputada lavagnista Graciela Camaño estuvo ausente y los consejeros representantes de los abogados, Diego Marías y Carlos Matterson, se abstuvieron y pidieron que se sancione una ley para ordenar los traslados.

Eduardo Farah

Fuertes decisiones del Consejo

La situación del juez Eduardo Farah no fue la única decisión fuerte que tomó el Consejo, quien también avaló la terna para cubrir otra vacante en la misma sala, en la que figuran el abogado Roberto Boico, y los jueces Alejo Ramos Padilla y Diego Amarante.

Roberto Boico es el abogado de Cristina Fernández de Kirchner en la causa del Pacto con Irán y según un acuerdo que cerraron la oposición y el oficialismo será el candidato que el presidente Alberto Fernández enviará al Senado. Así, el Gobierno se garantizará dos jueces cercanos en la estratégica Sala II de la Cámara Federal, Farah y Boico.

La vicepresidenta y presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner

De esta forma, Alejo Ramos Padilla quedó a un paso de ser nombrado como juez federal con competencia electoral de La Plata, un juzgado que concentra la competencia electoral en el principal distrito de todo el país, la provincia de Buenos Aires.