Uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes en todo Egipto se anunció este jueves: el hallazgo de una ciudad enterrada bajo el desierto en Luxor que tiene más de 3.500 años de antigüedad. Corresponde al reinado del faraón Amenhotep III y fue utilizada por el rey Tutankamón.

La “ciudad perdida” era intensamente buscada desde hace años y los expertos consideran su hallazgo como el segundo descubrimiento arqueológico más importante desde la tumba de Tutankamón.

Según el anuncio que realizó el egiptólogo Zahi Hawass, el descubrimiento corresponde a la que generalmente se conocía como “ciudad dorada perdida” de Luxor, a orillas del río Nilo, donde está el legendario Valle de los Reyes.

"Ciudad dorada perdida" en Luxor, Egipto. (Foto: EFE/EPA/ Zahi Hawass Center For Egyptology)

La urbe fundada por el rey Amenhotep III (también conocido como Amenofis III), el noveno rey de la XVIII dinastía que gobernó Egipto desde 1391 hasta 1353 a.C. Fue el asentamiento administrativo e industrial más grande de la era del imperio egipcio en la orilla occidental de Luxor.

Qué se encontró en la ciudad del faraón Amenhotep III

La excavación comenzó en septiembre de 2020 y se realizó entre dos templos: uno dedicado a Amenhotep III y otro para Ramses III. En esta área se pensaba que podía estar el templo mortuorio de Tutankamón. Sin embargo, no fue el templo lo que encontraron, sino una ciudad en perfecto estado de conservación.

En pocos meses se encontraron anillos, escarabajos, vasijas de cerámica de colores y ladrillos de barro con sellos del rey Amenhotep III, dato que confirmó la antigüedad del lugar, además de herramientas.

La ciudad nombrada “El Ascenso de Atón” está conservada en tan buen estado que se descubrieron calles flaqueadas por casas, con habitaciones llenas de herramientas de la vida cotidiana.

Objetos encontrados en la "ciudad dorada perdida" en Luxor.(EFE EPA EGYPTIAN SUPREME COUNCIL OF ANTIQUITIES)

En pocos meses ya se dejó al descubierto varias áreas o vecindarios y se encontraron lugares como panaderías, con hornos y cerámicas intactas. También se encontró un valioso recipiente con carne seca que contiene la inscripción: “Año 37, carne aliñada para el tercer festival Heb Sed del matadero del corral de Kha elaborado por el carnicero luwy”.

Un hallazgo que desorientó a los arqueólogos son esculturas de “vacas o de toros” y restos humanos, algo “inusual”.

La división de la Ciudad por áreas

Las murallas que rodean la ciudad tienen hasta tres metros de altura y se creen que la urbe que se extendía hacia el oeste. Al norte, se descubrió un gran cementerio con tumbas excavadas en la roca a las que se puede llegar a través de escaleras excavadas en la roca, una característica común de la construcción de tumbas en el Valle de los Reyes y en el Valle de los Nobles.

La segunda área que todavía está parcialmente descubierta, es el distrito administrativo y residencial, con unidades más grandes y bien ordenadas.

En la tercera área se considera que estaban los talleres. Allí la misión encontró: herramientas utilizadas en algún tipo de actividad industrial como hilar y tejer, herramientas de fabricación de vidrio, moldes de fundición para la elaboración de amuletos y delicados elementos decorativos, ladrillos de barro con sellos del rey.

Imágenes del hallazgo. (Foto: EFE/EPA/Zahi Hawass Center For Egyptology)

Dudas históricas: por qué Akhenaton y Nefertiti se mudaron de esta ciudad

“El descubrimiento de la Ciudad Perdida, no solo nos dará una rara visión de la vida de los antiguos egipcios en el momento en que el Imperio era más rico, sino que nos ayudará a arrojar luz sobre uno de los mayores misterios de la historia: por qué Akhenaton y Nefertiti deciden mudarse a Amarna”, explicó Betsy Brian, profesora de Egiptología de la Universidad John Hopkins en Baltimore.

Según cuenta la historia, la ciudad fue abandonada y la capital se trasladó a Amarna. Este descubrimiento pone en duda esta parte de la historia y surge una nueva hipótesis: ¿se volvió a poblar la ciudad cuando Tutankamón regresó a Tebas?

Con información de AFP, EFE y Télam.