En pleno escándalo tras la publicación de la lista de visitas de la Quinta de Olivos, dos dirigentes de Republicanos Unidos denunciaron al presidente Alberto Fernández ante la Justicia por “incumplir las medidas de aislamiento” en plena cuarentena al recibir a la modelo Sofía Pacchi, quien también fue denunciada.

//Mirá también: Florencia Aise, la artista plástica mendocina que impactó a Alberto Fernández y la invitó a almorzar en Casa Rosada

Ahora la causa está en manos del juez federal Sebastián Casanello y del fiscal federal Ramiro González.

Nuestra intención fue evidenciar los privilegios de la política y mostrar que podemos tomar acciones para que estos no queden impunes”, dijo a Clarín uno de los denunciantes, Marcos Longoni. Y agregó: “Si mirás las fechas hay visitas nocturnas de Pacchi el 2 de abril y el 14 de julio del año pasado, que son los cumpleaños de Alberto y de Fabiola, en el momento más estricto de cuarentena, donde hubo gente detenida por cualquier cosa”.

Sofía Pacchi (Editorial Perfil)Editorial Perfil

Marcos Longoni tiene 20 años y es estudiante de Derecho en la UBA. Es el presidente de la Junta Electoral de Republicanos Unidos en la ciudad de Buenos Aires, el partido que lleva como primer precandidato a diputado a Ricardo López Murphy en la interna de Juntos por el Cambio. En la denuncia lo acompaña Abril Fernández Soto, precandidata a la legislatura porteña.

El día del cumpleaños de Alberto Fernández, el 2 de abril, la agencia oficial de noticias Télam publicó que el presidente iba a festejar su cumpleaños 61 junto a su pareja Fabiola Yañez y a su hijo Estanislao, “quien aceptó la invitación de su padre para permanecer en Olivos durante la cuarentena”. Contó también que el festejo sería en Olivos, desde donde AF “dirige las acciones contra el coronavirus”.

Pero la planilla de ingresos a la quinta presidencial revela que ese día Sofía Pacchi —modelo, actriz y “asistente personal” de Fabiola— visitó Olivos entre las 22 y las 00.11 horas, como también lo hizo para el cumpleaños de Yañez, el 14 de julio de 2020. Esta vez fue desde las 21.46 y hasta la 1.44 de la madrugada.

Incluso, según surge de los registros de ingresos y egresos de la Quinta de Olivos, que el portal El Disenso consiguió gracias a un pedido de acceso a la información pública, y luego publicó, fueron en total más de 60 las visitas de la modelo a la residencia presidencial durante 2020.

Voceros del Gobierno dijeron a Clarín que Sofía Pacchi y Fabiola Yañez se conocen hace 15 años, y que la modelo se desempeña como “asistente personal” de la primera dama. Según contaron, Pacchi se destaca en temas de ceremonial y protocolo y cuenta con formación en redes sociales (de la Universidad Siglo XXI) y de comunicación social en la UADE. También aclararon que ya no asiste tanto a Olivos porque ahora su trabajo es “remoto”.

Pacchi, de 32 años, es conocida por participar del sketch “Préstico” de Duro de Domar, y por producciones fotográficas hot para publicaciones como la revista Hombre. Desde diciembre de 2019 trabaja además en la Subsecretaría de Gestión Institucional, a cargo de Julio Vitobello.

Las fuentes explicaron que la presencia de Pacchi en Olivos para los cumpleaños de Alberto y Fabiola fue para asistir a la primera dama, y que estaba considerada como “trabajadora esencial”. “Si ella no fuera rubia y bonita esto no hubiera tomado el vuelo que tuvo”, dijeron también, y confiaron en que la denuncia no prosperará “ya que acá no hubo nada ilegal”.

Mientras, Victoria Tolosa Paz, candidata a diputada bonaerense por el Frente de Todos, defendió a Pacchi. “He compartido situaciones de trabajo con ella. Yo la conocí a Sofía Pacchi y me impactó muchísimo cuando salió la noticia. Sofía trabajaba ya en el equipo de comunicación de Fabiola. En algunos medios ponían subtítulos tipo ‘cabaret en Olivos’ y me dolió muchísimo”, sostuvo en América 24.

Así, la realidad de la familia presidencial y sus allegados, se muestra una vez más muy alejada de la de los millones de argentinos que no pudieron en 2020 —ni en 2021— recibir visitas, visitar a otros, ni mucho menos celebrar sus cumpleaños entre amigos.

“No hicimos la denuncia por una cuestión de perseguir lo que haga Fernández en su casa, si no para que se vea la doble vara en el cumplimiento de la ley”, explicó Longoni. “Por eso elegimos el 205 del Código Penal, el artículo que se le imputa a las personas que fueron detenidas por violaciones a la cuarentena. La idea es tratar a Fernández como a cualquier persona que hubiera hecho reuniones no permitidas en su casa”.