Con la pandemia de coronavirus en retroceso y el sector turístico en plena reactivación y apertura global tras un año y medio de inactividad, Argentina encara una nueva etapa con la expectativa de fortalecer el turismo interno y aumentar el caudal de vuelos internacionales que pueden ofrecer las aerolíneas.

//Mirá también: “Lo mejor está por venir”, dijo el Ministro de Cultura y Turismo de Jujuy

Pocos días atrás, el ministro de Turismo, Matías Lammens, dijo que hay “una expectativa muy grande respecto al turismo con los países limítrofes”, en buena medida porque “Argentina está barato para los turistas que vienen” desde el exterior.

Para consolidar ese movimiento, apuntó que “se está trabajando para que haya más líneas aéreas con más vuelos que lleguen a la Argentina”, así como en los planes para “incrementar las frecuencias con San Pablo y con Santiago de Chile” y “abrir el paso fronterizo de Misiones con Brasil”.

Sin embargo, aún no está definido cómo serán los cupos y frecuencias para las aerolíneas que ofrezcan viajes desde Argentina hacia el exterior.

Latam. (Aviacol.net)

Es por eso que algunas compañías adelantaron a Clarín cuáles son sus expectativas de vuelos a partir de octubre.

//Mirá también: Chaco se prepara para reabrir el turismo

Aerolíneas Argentinas tendrá un vuelo diario a Miami y dos semanales a Nueva York, mientras volará a Madrid 4 días a la semana. En Latinoamérica, Bogotá tendrá de 1 vuelo por semana, al igual que Lima y Santa Cruz de la Sierra.

Con dos vuelos semanales Aerolíneas volará a Río de Janeiro después del 17/10, Asunción, Montevideo y Punta del Este. En tanto, habrá vuelos diarios a San Pablo y Santiago. Y volverá a volar a Cancún en noviembre y diciembre con 3 vuelos semanales, al igual que a Punta Cana.

Latam, por su parte, informó que la compañía recibió la disponibilidad para operar únicamente 5 vuelos a San Pablo, 3 vuelos a Lima y 2 vuelos a Santiago de Chile.

American Airlines volará a Miami, a Dallas y a Nueva York. En tanto, SKY confirmó que tendrá tres vuelos entre Santiago y Ezeiza en la primera quincena de octubre.