La variante Delta del coronavirus ataca con fuerza en Moscú, y la ciudad decretó nuevas restricciones pata eventos públicos ante el recrudecimiento de los contagios.

//Mirá también: Rusia prueba una versión en aerosol de la Sputnik V para usar en niños

Mientras ya van varios días de cifras crecientes de contagios en Moscú, en el resto de Rusia los ciudadanos muestran reticencia a vacunarse. A la vez, el alcalde Serguei Sobianin confirmó que la variante Delta era la responsable del repunte.

“Según los últimos datos que hemos obtenido, el 89,3% de los enfermos están infectados por un coronavirus que mutó, denominado Delta, la variante india”, dijo Sobianin en una entrevista con el canal de televisión Pervi Kanal.

Es más agresiva, se propaga más rápido”, agregó el alcalde.

Gente con y sin barbijo se cruzan en el subterráneo en Moscú. (AP)Alexander Zemlianichenko | 0

Más temprano, autoridades de salud informaron de 9.056 casos de coronavirus en las últimas 24 horas, un récord desde el inicio de la pandemia y el triple del nivel registrado hace menos de dos semanas.

Además, incluyendo los casos de Moscú, Rusia registró en total 17.262 contagios, la mayor cifra desde el 1 de febrero, y 453 muertes, el dato más alto desde el 18 de marzo, dijo el organismo ruso de lucha contra la pandemia, informó la agencia de noticias AFP.

Del total, 78 de las muertes de las últimas 24 horas correspondieron a Moscú, agregó el organismo.

El aumento coincide con una campaña de vacunación demasiado lenta por la desconfianza de los rusos hacia las vacunas, así como por la ausencia de restricciones durante meses y el incumplimiento del distanciamiento y del uso de mascarillas.

//Mirá también: Una sola dosis de la Sputnik V tiene una eficacia de más del 80% entre mayores de 60 años

Ante esta situación, Sobianin anunció restricciones. “Vamos a suspender los eventos de entretenimiento masivo durante un tiempo, y también tenemos que cerrar durante un tiempo las salas de baile y la zona de aficionados”, situada en el complejo olímpico de Luzhniki, dijo el alcalde.

Rusia acoge siete partidos de la Eurocopa de fútbol, todos en la ciudad de San Petersburgo, donde también resurgió la epidemia. “No quería hacerlo pero hay que hacerlo. A partir de hoy, los eventos de entretenimiento se limitan a un máximo de mil personas”, dijo Sobianin.

Sin embargo, decidió poner fin al período no laboral decretado del 15 al 20 de junio para frenar la epidemia.

Hace dos días, Sobianin decretó la vacunación obligatoria de todos los empleados del sector servicios. Un 60% de ellos, es decir unos 2 millones de personas, tendrán que vacunarse antes del 15 de agosto.

Durante casi un año, el Estado y los medios públicos destacaron la buena gestión de la crisis sanitaria por parte de las autoridades y los buenos resultados de Sputnik V, una vacuna desarrollada por Rusia disponible desde hace más de seis meses.

Pero los rusos no han acudido a vacunarse a pesar de los llamamientos de las autoridades.

Desde diciembre, solo 19,4 millones de rusos, de un total de 146 millones, han recibido al menos una dosis, según la web Gogov, que agrega datos de las regiones y de los medios de comunicación a falta de estadísticas nacionales oficiales.

Con información de Télam.