Este martes, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, denunció penalmente al ex secretario de Salud durante la gestión de Mauricio Macri, Adolfo Rubinstein, por pagos irregulares efectuados a un proveedor de anticonceptivos. La acción oficializada a través de la resolución 1039/2021, publicada en el Boletín Oficial.

// Mirá también: Preocupa la ocupación de camas de terapia intensiva en el AMBA y un informe asegura que asciende al 95%

Se trata de dos pagos adicionales, a lo acordado en principio, y efectuados a la firma MR Pharma S.A., que fueron realizados bajo una actualización por la inflación durante la primera mitad del año 2018. La ministra de Salud cuestiona por errores e inconsistencias en el trámite que tuvo un costo de 17.881.5000 pesos.

Adolfo Rubinstein. (La Voz / Archivo)

La ministra de Salud de la Nación, con la medida penal presentada, espera recuperar las sumas pagadas y mandó a abrir sumarios administrativos. Oficialmente, Vizzotti acusa a tres funcionarios durante la gestión de Mauricio Macri por haber hecho pagos que pretende que la Justicia declare nulos.

La denuncia se realizó el pasado 16 de abril, en la cual Vizzotti insta a la Dirección de Asuntos Judiciales “a formular denuncia penal por la posible comisión de delito en perjuicio de la Administración Pública” contra Carolina Stanley, ex Secretaría de Salud del Ministerio de Salud y Desarrollo Social durante el macrismo.

// Mirá también: Sinopharm: nuevo vuelo a China para traer más dosis

Carolina Stanley. Ministra de Salud y Desarrollo Social (La Voz/Archivo).

Otro de los implicados es el ex jefe de Gabinete, Marcos Peña, dada que la adjudicación fue otorgada por su área, mientras que las renegociaciones tuvieron solo la firma de la Secretaría de Salud, “en violación de las normas vigentes, atentando contra los principios que rigen las contrataciones públicas y obligando al Estado al pago de $17.881.500 adicionales a las sumas aprobadas originalmente”.

Por su parte, según fue publicado oficialmente, la Oficina Anticorrupción y la Procuraduría de Investigaciones Administrativas también fueron instruidas por Vizzotti para iniciar las acciones correspondientes.

Entre las irregularidades, se habrían aprobado órdenes de compra no estipuladas en la licitación tomando informes realizados sobre lapsos de tiempo que no correspondían, a un proveedor que estaba incumpliendo el contrato por mora en las entregas y con la firma de Rubinstein, cuando no era el indicado por la ley.

MARCOS PEÑA (Archivo/La Voz).

Entre los considerandos se expone que el 19 de octubre de 2018 la empresa solicitó ante el Ministerio de Salud y Desarrollo Social una solicitud de recomposición de contrato porque “entre la fecha de apertura de ofertas -11/01/2018- y la fecha de ejecución de la orden de compra, habían acontecido circunstancias en la política económica que repercutieron en forma contundente en los costos de la prestación requerida”.

No obstante, el prestador debería haber entregado la totalidad del encargo y solo había brindado un 35 por ciento de la mercadería. A pesar de ello, se aprobó pagar “un 30 por ciento más por encima del valor adjudicado” por el faltante, cuyo plazo de entrega ya estaba vencido.

Además se evaluó la petición desde la fecha de apertura de ofertas, y no desde la fecha de la Orden de Compra, que fue el 4 de junio de 2018. Ese monto extra constituyó un pago adicional de 13.681.500 pesos, pero a su vez se arregló un pedido extra de un 20 por ciento más de mercadería, a la cual, luego de arreglado el precio se le volvió a aplicar el 30 por ciento de aumento que se le había computado a la licitación original. Esto se tradujo en otro incremento, de 4.200.000 pesos, que tampoco correspondía, siempre según denunció por Vizzotti.