Leth Agencies, contratista de servicios del Canal de Suez, comunicó la suspensión de las labores para reflotar el Ever Given, operado por la empresa taiwanesa Evergreen Marine. El plan ahora es esperar que se consigan los remolques necesarios.

Esta última decisión se tomó luego de que fracasara el intento de este sábado por la noche, aprovechando la marea alta. Si bien señalaron que consiguieron desplazarlo 29 metros, el barco siguió atascado y bloqueando la vía.

Sin éxito las tareas de reflote (Foto: AP)AP

Fue el martes pasado cuando el buque quedó encallado, causando un embotellamiento sin precedentes en una de las rutas comerciales más transitadas del mundo. De hecho, más de 200 navíos debieron desviarse y se generó la parálisis de bienes por valor de 9500 millones de euros diarios.

El jefe de la Autoridad del Canal de Suez, el almirante Osama Rabie, informó que el presidente de Egipto, Abdel Fattah al Sisi, ordenó los preparativos para aligerar la carga del buque. Cabe mencionar que el Ever Given lleva alrededor de 18.300 contenedores, y para lograr que se mueve habría que quitar al menos 600 contenedores. La tarea, aseguran, “podría llevar días”. Se presume que al aligerar el peso del buque, se logrará que llegue agua a las hélices y entonces pueda moverse por sus propios medios.

Por otro lado, dos remolcadores llegaron este domingo a la zona para participar en los trabajos de liberación del portacontenedores. Se trata del italiano Carlomagno y del guardia holandés Alp. Estos, según explicó Bernhard Schulte Shipmanagement, quien administra al Ever Given, empujarán el barco desde 400 metros mientras las dragas continúan aspirando arena y barro incrustado debajo del barco.

A las maniobras que se preparaban se sumaba cierto optimismo por la suba de la marea prevista para las próximas horas, que podría ayudar a las operaciones. El navío estaba rodeado por remolcadores, y la zona está muy vigilada por la seguridad del canal pero también por militares y policías.

En una entrevista telefónica con una cadena de televisión egipcia, el almirante Osama Rabie comentó que el barco se había “movido 30 grados a la derecha y a la izquierda” por primera vez. “Es un buen indicador”, dijo.

Con información de Télam.