Este jueves se encendieron las alarmas en Boca. Es que Carlos Tevez y Edwin Cardona se lesionaron en la práctica realizada por la mañana en el centro de entrenamiento que el “Xeneize” posee en Ezeiza, y están en duda para el Superclásico del domingo con River por la quinta fecha de la Copa de la Liga Profesional.

El “Apache” Tevez, que había vuelto a jugar el fin de semana contra Vélez tras una licencia de doce días por la muerte de su padre, sufrió una entorsis en un tobillo y está siendo estudiado por los médicos del plantel para saber el grado de su lesión. Si no mejora, se quedará afuera del duelo con el “Millonario”.

Por su parte el colombiano Cardona, figura del equipo de Miguel Ángel Russo, terminó la práctica con una molestia muscular en la zona del cuádriceps y desde el cuerpo técnico esperarán al viernes para ver si podrá estar en el encuentro con River.

Entre tantas malas noticias, hay una buena: Ramón “Wanchope” Ábila superó un cuadro de anginas y participó de la práctica del “Xeneize”, por lo que está disponible para el Superclásico.

El delantero, de 31 años, se sumó a las prácticas del plantel luego de haber permanecido aislado desde el miércoles debido a un cuadro febril y con placas en la garganta que motivó primero que fuera hisopado, con resultado resultado negativo de coronavirus, y después medicado y enviado a su casa.

“Wanchope” Ábila, que en los últimos días se empezó a entrenar en forma normal con el grupo, viene de ser operado de una hernia inguinal a mediados de enero pasado. Tiene posibilidades de integrar el banco de suplentes el fin de semana contra River en “La Bombonera”.

En tanto, el defensor Carlos Izquierdoz todavía no está al cien por ciento desde lo físico. Sin embargo, participó del entrenamiento sin molestias y parece que llegará al clásico.