Ante un aumento exponencial de los contagios de Covid-19, Alemania decidió aplicar medidas extremas y sólo permanecerán en funciones las actividades esenciales con cierre de comercios y colegios y reuniones de personas limitadas entre el miércoles próximo y el 10 de enero, anunció este domingo la canciller Angela Merkel.

“Las medidas establecidas el 2 de noviembre no han actuado lo suficiente, estamos asistiendo nuevamente a un aumento de casos de covid “y un crecimiento exponencial de los contagios”, explicó Merkel en rueda de prensa, después de reunirse con los líderes de los Laender (regiones).

“Sabemos que el sistema de salud ya está muy estresado. Necesitamos acciones urgentes”, agregó.

“El objetivo sigue siendo que volvamos a la posibilidad de reconstruir las cadenas de contacto” y que en siete días se vuelva a alcanzar una incidencia de hasta 50 casos nuevos por 100.000 habitantes”, recalcó la jefa de estado.

Merkel, y los jefes de los 16 estados federados consensuaron en una teleconferencia aplicar duras medidas, que suponen un endurecimiento con respecto a las restricciones a la vida pública y la actividad comercial vigentes desde noviembre.

Las reuniones, también en Navidad, se limitarán a cinco personas de dos domicilios (sin contar los menores de 14 años).

Además se recomienda el trabajo desde casa y se mantiene la prohibición de viajar.

Alemania registró en las últimas 24 horas 20.200 nuevos contagios por Covid-19 y 321 muertes, según cifras del Instituto Robert Koch (RKI), centro epidemiológico de referencia. El récord en ambas categorías se produjo el viernes, con 29.875 nuevos casos y 598 víctimas mortales, aunque el sábado se comunicaron cifras ligeramente inferiores (28.438 y 496).

Alemania registró en las últimas 24 horas 20.200 nuevos contagios por Covid-19 y 321 muertes

En los últimos siete días se han contabilizado 140.383 casos en Alemania -el país más poblado de la UE con 83,2 millones de habitantes-, con lo que la incidencia acumulada en ese período para el conjunto del país es de 169,1 casos por cada 100.000 habitantes. Desde el comienzo de la pandemia se han registrado 1.320.716 contagios y 21.787 decesos.

En el marco de la pandemia global, Alemania corre el riesgo de convertirse en “el caso de Europa”, “por eso debemos actuar”, respaldó el presidente de Bavaria, Markus Soeder. “Esta mañana no hubo largas negociaciones sobre los detalles, porque hoy la situación es diferente. El coronavirus está fuera de control”, argumentó.

La pandemia “es una catástrofe”, agregó Soeder, que está provocando la mayor crisis en 50 años.

“Bérgamo (la zona más afectada de Italia en el primer tramo de la pandemia, NDR) está más cerca de lo que uno u otro piensa. Para evitar algo así hay que actuar con coherencia”, acotó Soeder. “No debemos cometer errores por conveniencia o solo por razones económicas”, continuó.

El gobernador destacó que la lección aprendida hasta ahora es que “cuanto más tarde se actúa, más dura y más severo es el daño” a la economía también.

Los niños en este período, en la medida de lo posible, deben quedarse en casa y recibir educación allí. Por eso las escuelas estarán básicamente cerradas, o en cualquier caso se levantará la obligación de asistencia”, reza el borrador de las medidas que terminarán de delinear en las próximas horas.

“Se ofrecerá un servicio de asistencia de emergencia y se ofrecerá educación a distancia”, prosigue el documento.

Sobre el cierre de los comercios, se especifica que podrán permanecer abiertos los que ofrezcan alimentos, bebidas, farmacias, productos sanitarios, droguerías, ópticas, gasolineras, kioscos y lavanderías. el resto será obligado a cerrar, aún ante la inminencia de la fiestas de fin de año.

El duro bloqueo en Alemania debería comenzar a partir del miércoles 16 de diciembre, según se prevé en el borrador de las medidas.

Asimismo, debido al coronavirus, las reuniones al aire libre y la venta de fuegos artificiales para la Nochebuena quedaron prohibidas en Alemania, según se decidió hoy mismo en el encuentro que presidió Merkel con los gobernadores.