El presidente de la Nación, Alberto Fernández, cuestionó a los dirigentes de la oposición que criticaron las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno nacional para frenar la segunda ola de coronavirus, y los trató de “imbéciles” y “miserables”.

//Mirá también: Axel Kicillof afirmó que lo que está pasando “no es una ola sino un tsunami” de coronavirus

“Si tengo que perder una elección por esto, la pierdo, pero quiero dormir en paz. Dicen que estoy haciendo esto para evitar las PASO. Por favor, ¡¿cómo alguien puede pensar semejante barrabasada?!”, dijo Fernández en diálogo con Radio Con Vos. Y agregó: “Hay que ser muy miserables para decir eso”.

Ayer leía a un imbécil que me llamaba dictador. ¿Cuál es la dictadura que ejerzo? ¿Cuidar a la gente?”, se preguntó. “Escucho otros imbéciles que dicen que los contagios son una solución política. ¡¿Alguien piensa que el que gobierna un país gana con la cantidad de contagiados?!”, exclamó.

Y siguió: “Hay que ser un imbécil profundo para decir esas cosas o una muy mala persona. Son un montón de dirigentes que dicen esas cosas. Lo dicen públicamente”.

La advertencia de Alberto Fernández

En otro tramo de la entrevista, Fernández manifestó que “las grandes colas de gente para hisoparse son una luz de esperanza de que están entendiendo la gravedad” de la segunda ola de coronavirus, pero reconoció que “si la cosa se pone peor”, tendrá que “hacer un pedido muy claro a los gobernadores”.

//Mirá también: Carla Vizzotti habló sobre las nuevas restricciones y no descartó que se endurezcan

El mandatario advirtió sobre el “dilema” que representa para todos los gobiernos que la sociedad “cumpla las restricciones”, luego de los anuncios que hizo este miércoles.

“Si la cosa se pone peor y la gente no reacciona, tendré que hacer un pedido muy claro a los gobernadores”, advirtió el presidente en declaraciones a Radio Con Vos.

La relación de Alberto Fernández con Cristina Kirchner

Por otra parte, Fernández habló sobre la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y contó que le manifiesta muchas cosas con las que está en desacuerdo, aunque eso no modifica la buena relación que tiene con ella.

No necesariamente estoy de acuerdo en todo con Cristina. Y está bien. Ahí hay una necesidad permanente de hacer aparecer a Cristina como dominando el escenario de gobierno, que no es tal cosa”, explicó.

“Cristina es una dirigente muy importante en la política argentina con la que he tenido encuentros y desencuentros y ahora estamos unidos para sacar adelante el país”, agregó.

En tanto, remarcó que Cristina es “sumamente respetuosa” de su gestión presidencial y que el que toma decisiones es él. “Dentro del frente hay un montón de gente, respeto la opinión de todos, escucho a todos. Pero decido yo, porque al que va a juzgar la historia es a mi”.

IFE

En tanto, el jefe de Estado descartó por el momento la posibilidad de que se implemente una nueva ayuda social a través del IFE, aunque reconoció que la situación es grave para muchos argentinos.

“Los argentinos no están en la panacea, vienen de cuatro años de destrucción macrista y los agarró la pandemia, y con mucho esfuerzo del estado nacional y de la mayoría de los argentinos”, aseveró.