El gran premio de la cocina tuvo un programa especial de casamientos y se dio lo que todos querían.


Los fanáticos de “El Gran Premio de la Cocina” esperaron esta noche por mucho tiempo. El pensamiento siempre giró en torno a un affaire entre Carina Zampini Christian Petersen que finalmente se dio y en un programa especial.

En una edición denominada “Especial casamiento”, los participantes de los equipos rojo y verde tuvieron que preparar el menú de una boda. Zampini se mostró feliz con su vestido de novia de Claudio Cosano, y todos se sumaron a la representación de un verdadero casamiento. De este modo, Juan Marconi fue el padrino, Felicitas Pizarro, la madrina, y Petersen ofició de flamante novio.

El momento que nadie imaginó pero que todos esperaban llegó cuando Petersen estaba cortando la torta del equipo verde. Zampini se detuvo en seco e indicó: “Siempre quise hacer esto”.

Acto seguido, se acercó corriendo a la zona donde el jurado cortaba el pastel de bodas para ayudarlo. Cuando Zampini estaba regresando a su lugar junto a Marconi, Petersen pidió que complete la escena.​

“¿Y el beso?”, reclamó el chef. Sin dudarlo un instante, Carina se acercó y le dio un pico. Todos los presentes aplaudieron y Petersen celebró el momento indicando: “¡Vamos, se me dio! ¡Qué día feliz!”.​

Carina Zampini no suele hablar de su vida privada, pero hace poco tiempo le confesó a Mirtha Legrand que rompió con su pareja y que decidió tomarse un tiempo para ella. Christian Petersen también está divorciado y no se le conoce pareja estable por el momento. ¿Habrá amor fuera de la ficción?





Comentarios