El prestigioso arquitecto Francisco Salamone puso su sello en esta pintoresca localidad de la provincia de Buenos Aires.


A 227 kilómetros de Buenos Aires y 70 de Tandil se encuentra la localidad de Rauch, un pintoresco lugar donde el arquitecto Francisco Salamone puso su sello.

Liliana Barrena recibió al equipo de Vía País en la Isla de Servicios paraje ubicado en un kilómetro del centro de Rauch, provincia de Buenos Aires para mostrar los productos artesanales que producen en “Manos creativas”, en el marco del proyecto “Historias y Leyendas de pueblos en Argentina”.

Con más de 60 artesanos locales, Liliana coordina el grupo que surgió hace dos años ante la necesidad de los artesanos pudieran contar con un espacio fijo donde tener mostrar y vender sus productos.

Alpargatas, tejidos de lana, duendes de porcelana fina, licores y quesos, son algunos de los productos confeccionados a mano que se pueden encontrar en la Isla de Servicios, ubicada sobre la ruta 30.

Otro de los atractivos de Rauch es el puente Silva. Creado en noviembre de 1875, este lugar supo ser el primer lugar donde se cobrar peaje para poder pasar hasta 1890, según explicó la licenciada en Historia Silvia Conte a Vía País.

En la actualidad, el puente mantiene la misma estructura de aquel entonces y es uno de los lugares preferidos de los rauchenses para pasar un día al aire libre en las orillas del arroyo Chapaleofú.

El arquitecto e ingeniero italo-argentino, Francisco Salamone marcó la ciudad de Rauch. En el centro de la localidad bonaerense, una imponente estructura de hormigón de cemento que data de 1938 y que se mantiene de pie en la actualidad: el palacio municipal de Rauch.

Vía País recorrió el palacio para mostrar las características que encierra este edificio histórico que fue construido en tan sólo uno año.






Comentarios