La reciente reinserción de cinco ejemplares en la costa bonaerense evidenció un grave problema que amenaza los mares argentinos.


En las playas de San Clemente del Tuyú liberaron a cinco tortugas marinas que fueron atrapadas por accidente en las redes de un pescador local. El hecho, sin embargo, dejó en evidencia la grave amenaza que significa el plástico para la fauna marina.

Tres de esas cinco tortugas verdes (Chelonia mydas) tenían plástico en su estómago y fueron devueltas al mar tras recibir el alta veterinario de los expertos de la Fundación Mundo Marino.

Su rescate fue parte de un plan conjunto entre esta institución y los pescadores locales, que fueron capacitados para rescatar a los ejemplares que accidentalmente son atrapados en sus redes de pesca. Tras hallar las tortugas, los pescadores les dan primeros auxilios y las llevan a la Fundación donde reciben un chequeo de su salud y son liberadas una vez que reciben el alta médico.

El caso de estas cinco tortugas se sumó a otro similar ocurrido en enero, en el que tres de seis ejemplares reinsertados también tenían plástico en su organismo.

“Las tortugas marinas tienen dos grandes amenazas: el enmalle por pesca industrial, donde no hay una observación permanente de las redes que permita detectarlas, y la basura, principalmente, el plástico”, dijo Karina Álvarez, bióloga y responsable de Conservación de la Fundación.

Y explicó que “el plástico genera obstrucciones intestinales y acumulación de gases dentro del cuerpo del animal que da lugar a un cuadro conocido como ‘chaleco salvavidas’ que impide la inmersión y la correcta capacidad de buceo y alimentación de estas especies. De esta forma, el animal no logra migrar en búsqueda de temperaturas más aptas y salen a nuestras costas con cuadros de hipotermia”.

“Aquí lo importante es destacar la colaboración de los pescadores artesanales que se comprometen con la conservación de esta especie y nos llaman siempre que se encuentran con este tipo de reptiles marinos en sus redes”, agregó la especialista.

La tortuga verde es una especie en peligro de extinción y según un monitoreo del Programa Regional de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas de Argentina (PRICTMA) el estuario del Río de La Plata es una zona donde se alimentan varias especies de tortugas: la verde, la cabeza (Caretta caretta) y la Laúd (Dermochelys coriacea), que coincide en ser un lugar de alta intesidad pesquera.






Comentarios