Acumuló una caída del 5% a lo largo del año pasado.


La industria manufacturera se desplomó un 14,7% anual en diciembre pasado y acumuló así una caída del 5% a lo largo de 2018, un año muy malo del que los empresarios y trabajadores quieren recuperarse lo más pronto posible.

Se trata de la peor caída en lo que va del Gobierno de Mauricio Macri y de al menos los últimos nueve años, según los registros oficiales.

No obstante, ahora el objetivo es frenar la caída y para eso falta: estimaciones privadas indican que el resultado de enero fue aún peor. Al menos eso anticipan los datos del consumo: las ventas minoristas anotaron una baja del 10% en enero.

Según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en diciembre el índice de producción industrial manufacturero (IPI) registró una caída de 14,7% respecto a igual mes del año anterior.

El acumulado anual 2018 del índice presentó una disminución de 5% respecto a igual período del año 2017. Lo que contrarrestó una caída más pronunciada fue un muy buen primer trimestre, previo al estallido de la crisis cambiaria y la recesión.

En diciembre el índice de la serie desestacionalizada arrojó una variación negativa de 1,7% respecto al mes anterior y el índice serie tendencia-ciclo registra una variación negativa de 1,2% respecto al mes anterior Como las variables económicas presentan una cantidad de variaciones que impiden ver el comportamiento de la tendencia de corto plazo, el Indec hace un análisis de coyuntura de un determinado fenómeno económico siguiendo una trayectoria con un mínimo de oscilaciones.

A eso se denomina “tendencia ciclo”. Al registrar una caída menor al resto de los datos con estacionalidad, se podría concluir que la crisis de la industria está cerca de tocar fondo. Por ello, en el Gobierno hablan de un rebote o “punto de giro” a partir de abril.

Sector por sector

El rubro industrial de “Alimentos y bebidas” registró una disminución de 2,8% mensual en diciembre; “productos de tabaco” mostró una caída de 11,4%; “Productos textiles” cayó 36,3%; “Prendas de vestir, cuero y calzado” disminuyó 10,8%; y “Madera, papel, edición e impresión”, 13,8%.

Asimismo, “refinación del petróleo, coque y combustible nuclear” exhibió una caída de 7,5%; “sustancias y productos químicos” mostró una retracción de 11,1%; “productos de caucho y plástico” retrocedió 17,5%; y “productos minerales no metálicos” cayó 15,5%.

En tanto, “industrias metálicas básicas” se hundió 21,3%; “productos de metal” bajó 14,1%, “Maquinaria y equipo” muestra una caída de 29,4%, “Otros equipos, aparatos e instrumentos” expuso una contracción de 31,4%; “Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes” registró una disminución de 25,1%; “Otro equipo de transporte” cayó 54,9% y, por último, la división “Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras” mostró una caída de 31,1%.






Comentarios