Las imágenes del sangriento episodio ocurrido en la ciudad de Ibarra dan vuelta al mundo por su brutalidad. Los policías no actuaron a tiempo y se dio el peor desenlace. 


La Policía de Ecuador detuvo a un individuo que retuvo a una mujer embarazada cerca de 90 minutos y la apuñaló hasta asesinarla en plena calle en la ciudad de Ibarra, Ecuador

“La noche de este sábado 19 de enero, en la ciudad de Ibarra, se provocó el fallecimiento de una ciudadana, producto de heridas corto punzantes ejecutadas por parte de quien sería su actual conviviente”, señala un comunicado de la Policía Nacional.

Una mujer embarazada fue brutalmente asesinada por su pareja en Ibarra, Ecuador.

El documento precisa que en horas de la noche la Policía fue alertada de que una ciudadana “era agredida física y verbalmente, por lo que de inmediato las unidades más cercanas se trasladaron al lugar”.

Al llegar al sitio, los oficiales se percataron de que el individuo la amenazaba con un cuchillo y, al parecer, pretendía atentar contra la vida de la mujer de la que presuntamente era pareja.

“Ante este escenario los uniformados comenzaron a tomar el procedimiento aplicable a la circunstancia. Sin embargo, de forma súbita y hostil el referido ciudadano desencadenó una agresión a la víctima”, agregó el comunicado.

Tras el acuchillamiento a su víctima, el agresor fue aprehendido por los agentes policiales y la mujer, identificada como Diana Carolina R. R. y que se encontraba en período de gestación, fue trasladada a un centro médico.

“Sin embargo, minutos después se confirmó su deceso producto de las graves heridas corto punzantes recibidas a la altura del tórax”, refirió la Policía.

El detenido, identificado como Yordy Rafael L. G. y de nacionalidad venezolana, fue trasladado junto con las evidencias del crimen hasta la autoridad competente y puesto bajo disposición judicial.

Diana Carolina mantenía una relación con el agresor aunque estaban distanciados, según indicaron familiares que acudieron al hospital tras el femicidio, recogen medios locales.

El suceso provocó la perplejidad de los vecinos de Ibarra que se encontraban en la calle, puesto que el agresor mantuvo retenida a su víctima durante un lapso de unos 90 minutos ante la mirada atónita de los transeúntes.

También provocó la indignación en redes sociales donde fueron colgadas imágenes del suceso, y ante la aparente inacción de los policías hasta que el hombre asestó dos puñaladas a su víctima.

En ese sentido, el comunicado policial advierte de que “con base a sus principios de transparencia y desarrollo permanente, analizará profundamente las actuaciones de los servidores policiales presentes en este lamentable evento, con el objetivo de verificar la debida aplicación de todos procedimientos”.

El femicidio se produjo en una semana en la que se conoció una brutal violación grupal en un establecimiento de Quito, por la que se detuvieron a tres individuos presuntamente involucrados en la agresión sexual y terribles vejaciones a una mujer de 35 años.






Comentarios