La nena tiene dos guardarropas de lujo, más de 50 pares de zapatos, productos de belleza en versión infantil y hasta un Mercedes Benz.


Desde que Luciana Salazar supo que iba a tener una nena, comenzó a diseñarle una habitación soñada. Matilda, al igual que su mamá, siempre está a la moda y se ha vuelto una pequeña influencer en las redes sociales, donde cuenta con más de 100 mil seguidores. 

Allí, Luciana comparte fotos de su hija vestida con distintos outfits, versiones mini de diseños de D&G, Burberry, Fendi, Ralph Laurent, Gucci y Spphia Webster, entre otros destacados diseñadores internacionales.

En una reciente entrevista, la conductora de Chismoses contó que su hija tiene dos guardarropas de lujo, con 87 perchas y 52 pares de zapatos que, claro, ¡cuestan una fortuna!

Por ejemplo, uno de los vestidos que la niña exhibió en Instagram cuesta 500 dólares (unos 19 mil pesos).

Además, Luli contó que Matilda tiene productos de belleza en versión infantil, como aceites y cremas corporales, gel de caléndula facial y perfumes de la marca española Tous.

Como si fuera poco, el 15 de diciembre, la beba cumplió un año de vida y la rubia mostró un increíble obsequio que recibió: una réplica mini a batería del auto Mercedes Benz que ella maneja. “Su primer auto igual al de mamá”, escribió Salazar en su Instagram junto al video que muestra a Matilda manejando su nueva adquisición.

Entre tanta ostentación, varios usuarios han criticado a Luciana por vestir a su hija “como una vieja”. También, al mostrarla siempre elegante e impecable, le han preguntado si alguna vez le permite jugar y ensuciarse. Pero estos comentarios maliciosos tienen sin cuidado a Salazar, que disfruta de su maternidad con alegría.






Comentarios