Además de protagonizar una sexy producción de fotos, se animaron a hablar de todo.


Ellas son las protagonistas de la novela “Mi hermano es un clon” y juntas también están en la última tapa de la revista Gente. Gimena Accardi y Flor Vigna realizaron una producción de fotos muy sexy y se animaron a hablar de todo, en especial, de sexo.

Sobre la frecuencia semanal, Gimena dijo que “lo necesito en la medida justa y necesaria. Lo ideal: cuatro veces semanales. Nico [Vázquez, su pareja] es muy sexual. Sigue siendo ese chico de 15 años enloquecido, y eso me vuelve loca”. En cambio, Flor dijo que no es tan sexual y que por ahí le dedica el fin de semana.

Sobre la “primera vez”, la esposa de Nico Vázquez confesó que “fue a los 17, simple y simpática, con un productor de ‘Los Buscas’. Llevábamos un año de noviazgo. Después me cortó y me obsesioné. Muy densa, averiguaba dónde estaría para aparecerme. Hasta que un día me cayó la ficha: luego de que me ninguneara en un bar, le rayé el auto de punta a punta. Sólo así pude perdonarlo. ¡Nunca me había sentido tan liviana!”, recordó.

En el caso de Flor, su debut sexual fue a los 16 años: “También llevábamos un año de noviazgo. Fui la primera de mis amigas y no tenía quién me contase qué onda (risas). Sus padres estaban de vacaciones y él preparó su cuarto con esas velas chatitas, tal vez choreadas de algún restaurante y me recibió con un postrecito de esos que se preparan en cinco minutos. ¡Le puso onda! Lo hicimos en su cuarto, en una cama marinera. ¡Me llevé un lindo recuerdo y algunas marcas en la frente!“.






Comentarios