El fiscal Gerardo Pollicita sospecha que hizo una cotización "por debajo del valor real" de la inmobiliaria familiar.


El fiscal Gerardo Pollicita está investigando la última declaración jurada de Máximo Kirchner y su principal sospecha es una cotización “por debajo del valor real” de Los Sauces SA, la inmobiliaria de la familia Kirchner, la cual es investigada por lavado de dinero.

En 2013, el heredero de los Kirchner tenía un patrimonio de $ 24.838.629. Después de ser electo diputado por Santa Cruz en 2015, se conoció su primera declaración jurada como funcionario público. En un año, sus bienes habían crecido un 44,61%, ya que declaró tener $ 35.919.289. En 2017, su DDJJ lo hacía poseedor de $ 85 millones y hace pocas semanas presentó la última, en la que afirma tener poco más de $ 94 millones.

La Justicia tiene “cautelado” el patrimonio del líder de La Cámpora y ahora sus sospechas recaen en los dólares que dice tener en efectivo y en una cuenta; y en la declaración sobre el valor que tiene la empresa Los Sauces SA.

Según la diputada Margarita Stolbizer, Los Sauces (empresa dedicada al rubro inmobiliario) no cuenta con movimientos contables y solo adquirió en 2008 los inmuebles que alquilaba a empresas de Cristóbal López y Lázaro Báez.

Ahora, Máximo Kirchner declaró ante la Oficina Anticorrupción que Los Sauces tiene un valor de 1.173.700,00 pesos. “Con la cantidad de inmuebles que la empresa posee no puede llegar a ese valor”, fue lo primero que pensaron en la Justicia, según informa Clarín, ya que en pocos años la empresa invirtió US$ 3.087.000 en propiedades.




Comentarios