Rubén Espínola declaró que hubo tres intentos de comunicación del submarino, cuatro horas después de la supuesta explosión.


El suboficial de la Armada, Rubén Dario Espínola, declaró este martes ante la jueza de Caleta Olivia, Marta Yáñez, y admitió que recibió presiones por parte de un superior de la Base Naval de Mar del Plata para borrar tres intentos de comunicación del submarino que, según el marino, se habrían producido después de la supuesta explosión.

Espínola, supervisor de comunicaciones de la Base Naval de Mar del Plata, escuchó tres frecuencias distintas a las 14:15 del día de la desaparición del navío. Por tal motivo, se comunicó con su par de Puerto Belgrano, Valeria Carranza, pero desestimó que se trate del ARA San Juan.

Ante la intensa búsqueda del submarino, Espínola le pidió a al teniente de Fragata, Rolando Conci, que deje registro en el libro de guardia las frecuencias emitidas cuatro horas después de que se produjera el incendio que provocó la supuesta explosión del navío.

En el caso que se demuestre que esas llamadas provenían del ARA San Juan, demostraría que se intentaron comunicar desde el submarino tras la anomalía hidroacústica.

El suboficial Espínola y la abogada Sonia Kreischer.

 Según publicó TN, fuentes judiciales indicaron que el marino contó que el 20 de noviembre de 2017 Conci lo presionó para que borrara los intentos de comunicación de la nave registrados en la estación de radio de la Base Naval. No obstante, Espíndola expresó que se negó al pedido de adulterar los registros.




Comentarios