El hecho se registró el 2 de septiembre. La estrategia de defensa británica fue porque el navío argentino se aproximó "demasiado a las islas desde el flanco suroeste".


El buque hidrográfico ARA Puerto Deseado se aproximó a una zona marítima que está bajo control de autoridades británicas y a unos 40 kilómetros de las Islas Malvinas.

El hecho, que se registró el 2 de septiembre, fue informado este miércoles por el sitio kelper “H I Sutton”.

Según el informe, el navío argentino partió el 20 de agosto desde Ushuaia con el fin de realizar una campaña científica en las cercanías de Banco Burdwood, que se ubica a unos 200 kilómetros al sur de Malvinas.

Si bien el ARA Puerto Deseado operó en la zona prevista, registraron que se aproximó “demasiado a las islas desde el flanco suroeste” y que apagaron su sistema de identificación satelital a distancia (AIS).

Debido a la situación, el buque militar HMS Clyde interceptó a la nave argentina. No obstante, esa maniobra de defensa finalizó, ya que el buque hidrográfico conectó su equipo de identificación y cambió su dirección para dirigirse al puerto de Ushuaia.

Desde la Armada Argentina, explicaron que el mal clima hizo que el navío se dirija hacia las Islas e indicaron que se lo informaron a las autoridades británicas. Además, aclararon que la penetración en esa zona de tránsito restringida no se concretó y que la nave retomó su rumbo al mejorar el clima.

 Con respecto al posicionador satelital, argumentaron que es probable que se haya perdido la señal por el temporal.




Comentarios