Fue por la expropiación de una empresa en Venezuela. El ejecutivo declaró ante el juez Bonadio.


El director institucional del Grupo Techint, Luis Betnaza, declaró este viernes ante el juez federal Claudio Bonadio que el holding de Paolo Rocca pagó un millón de dólares a exfuncionarios del gobierno de Cristina Kirchner para que intercediera ante el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, por la expropiación en ese país de Sidor.

Betnaza afirmó que le ordenó al exdirectivo de Techint, Héctor Alberto Zabaleta, la entrega en diez cuotas de cien mil dólares cada una, al exsubsecretario de Coordinación y Control de Gestión, Roberto Baratta, para que Cristina y Chávez negociaran la indemnización a la empresa argentina por la expropiación venezolana.

Así, Betnaza admitió que las anotaciones de Oscar Centeno, exchofer de Baratta, son verdaderas. El empresario declaró como imputado, pero aún no como colaborador en la causa.






Comentarios