El Complejo Penitenciario de Ezeiza, es la cárcel más grande el país.


Los cinco ex funcionarios detenidos por el escándalo de los cuadernos ya se encuentran en la cárcel de Ezeiza. Todos ellos están bajo el Sistema de Intervención para la Reducción de Índices de Corruptibilidad (IRIC), que apunta a prevenir situaciones de corrupción dentro del penal. En ese módulo fueron alojados Julio De Vido, Lázaro Baéz, Cristobal López, entre otros.

Mientras esperan que sus defensas -el jueves presentaron pedidos de excarcelación- estarán alojados en en el pabellón. Este sector funciona como una unidad independiente, con su propio director y jefe de seguridad interna. Unos 38 miembros del Servicio Penitenciario Federal (SPF) trabajan en el lugar, en turnos de 6 horas. Hay cuatro pabellones de una sola planta, con 42 detenidos en celdas individuales

A su vez, cada pabellón tiene un área de uso común: hay un televisor, un freezer, una heladera, un anafe, una estufa, un ventilador y tres teléfonos fijos. Tienen una mesa con banquitos atornillados al piso. Además hay un patio interno por pabellón.

También cuenta con un gimnasio que comparten los cuatro pabellones y una huerta donde todos los internos del sector pueden trabajar voluntariamente.

Cada detenido tiene su celda “húmeda” individual (mide 6×3 metros). Se llama así porque tiene el baño incluido (un inodoro y un lavabo). También tiene una cama, una mesa, un banquito y un mueble para la ropa. Si quieren, los internos pueden solicitar autorización para tener un ventilador dentro de la celda, adquirido por ellos mismos. 

El Sistema de Intervención para la Reducción de Índices de Corruptibilidad fue creado en 2015 bajo la órbita del SPF y funciona en las cárceles de Marcos Paz y Ezeiza. El objetivo es la prevención de la corrupción en el trabajo con una población penitenciaria específica. No sólo hay detenidos por corrupción en causas vinculadas al mundo de la política dentro de este sistema, sino también, narcotraficantes y lavadores de dinero. 

La normativa penitenciaria considera internos admisibles bajo el sistema IRIC a “aquellos que reúnan dos o más de las siguientes características”:

  • Alto poder económico o adquisitivo
  • Vinculación destacada con grupos de criminalidad organizada nacional o trasnacional
  • Internos procesados o condenados por delitos de corrupción, de criminalidad económica o de crimen organizado y crimen organizado trasnacional
  • Capacidad fundada de influir o infiltrarse en las altas esferas gubernamentales o de poder político
  • Capacidad de corromper o de influir, a través de dinero o recurso a la intimidación o violencia, en el desempeño del personal
  • Personas privadas de su libertad que fueran funcionarios públicos al momento de su detención o que lo hayan sido con anterioridad, siempre que hayan tenido acceso a altos niveles de gobierno

A su vez, los investigadores siguen trabajando sobre la declaración que prestó, en condición de arrepentido, el chofer Oscar Centeno. Si bien, continúa arrestado fue incorporado al programa de protección de imputado-colaborador que maneja el Ministerio de Justicia.





Comentarios