Los hombres de negro golearon 31 a 12 a Inglaterra para conseguir su segundo título consecutivo.


El seleccionado neozelandés de rugby se consagró Campeón del Mundo de Seven al vencer a Inglaterra por 33 a 12. 

Los tries para el campeonato fueron anotados por Sione Molia, por duplicado, Ravouvou y Akuila Rokolisoa. 

Así el equipo isleño obtuvo por segundo torneo consecutivo el máximo título de la modalidad, para ratificar que son los mejores del mundo llevandose la Melrose Cup. 

El festejo negro


En esta nota:

Deportes Rugby Nueva Zelanda



Comentarios