Hebe de Bonafini suele realizar polémicas declaraciones. Y esta vez, en su tradicional marcha de los jueves, la titular de Madres de Plaza de Mayo apuntó contra el doctor Alberto Cormillot, especialista de consulta de funcionarios del Gobierno, a quien trató "de derecha y fascista".

"Cormillot es de la derecha. Él mandó: 'saquemos las paneras y pongamos tres gajitos de mandarina y un cuarto de manzana'. Ese es el desayuno para nuestros niños", dijo enérgicamente Bonafini, que dio a entender que el nutricionista impulsó el cambio de menú en los comedores de la provincia de Buenos Aires.

​"No puedo creer que un tipo que sabe cuántas cosas necesita un niño para alimentarse, crecer y tener una mente sana haya cometido semejante disparate. Que los médicos lo echen de la sociedad médica, por ser tan fascista y estar al lado de la Vidal. Hay dos caminos: o que lo desmienta y lo aplaudimos, o decimos que lo echen", completó.

Lejos de quedarse callado, Cormillot le respondió a Bonafini y fue contundente. "Yo no sé si soy de derecha o de izquierda, pero sí creo que a la gente se puede la puede dividir entre los ladrones y los que laburamos. Yo laburo. Ella es una ladrona", aseguró en su descargo en Radio Mitre, donde dijo que no tuvo intervención en cambiar los menúes escolares,

"Bonafini puede decir todas las mentiras que quiera y que viene diciendo en los últimos años. Se debería haber dedicado a la lucha por sus hijos y no a las cosas que se dedicó en el último tiempo, entre a ellas a robar. Ellos robaron dinero, salud, educación, credibilidad y la dignidad para el trabajo. Forma parte de los íconos del kirchnerismo como Lázaro Báez, José López y Amado Boudou", agregó el doctor.

"No hay nada peor que la ignorancia, la soberbia y transformarse en una persona desencuadernada. Todo esto sólo se entiende si se acepta que hace rato que viene dando claras señales de deterioro cognitivo. Eso es lo que creo que le pasa", concluyó.