El equipo del expresidente denunció que fueron "perseguidos por grupos fascistas".


Dos de los tres ómnibus que integran la caravana que acompaña al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en su gira por el sur de Brasil fueron baleados este martes, según informó el propio Lula a través de Twitter. Además, confirmó que no se registraran heridos.

“La caravana del expresidente Lula en el sur del país acaba de ser alcanzada por al menos tres tiros mientras viajaba sin escolta policial entre las ciudades Quedas do Iguazú y Laranjeiras do Sul (en el estado Paraná); dos buses fueron alcanzados, nadie resultó herido”, se reportó esta noche en la cuenta oficial del ex jefe del Estado en Twitter.

La noticia fue replicada en la misma red social por el dirigente y senador Lindbergh Farías, quien, igual que Lula, la acompañó con una fotografía que muestra un orificio en la chapa de un lado de uno de los vehículos, debajo de las ventanillas.

Uno de los colectivos, que era el último del convoy y estaba ocupado por periodistas, recibió dos disparos en la carrocería -uno de cada lado- y otro en un vidrio, describió el diario Folha de S.Paulo.

Asimismo, un ómnibus que transportaba a invitados sufrió un balazo en un costado, describió el coordinador de la caravana, Márcio Macedo. Paralelamente, un neumático de uno de los micros fue cortado por ganchos de metal puntiagudos lanzados a la ruta.

La caravana está siendo perseguida por grupos fascistas, ya nos tiraron piedras, huevos y hoy disparos“, informó el equipo de prensa de Lula en su cuenta de Twitter.




Comentarios