Evo Morales regresa a Bolivia este lunes cruzando al país vecino desde La Quiaca, hasta la localidad jujeña se trasladó el presidente Alberto Fernández para despedirlo. En medio de bombos y seguidores del exmandatario de Bolivia habló sobre sus inicios en la política y remarcó los lazos con el actual presidente argentino.

Morales comenzó agradeciendo a las personas que desde el domingo por la noche lo acompañan en La Quiaca y saludó al Presidente argentino junto al gabinete que lo acompañó sumado a las autoridades locales y agrupaciones sociales que acompañaron en su estadía en Argentina. "Gracias hermano Alberto por acompañarme, garantizarme seguridad y sobretodo quiero que sepan que el hermano Alberto me salvó la vida, eso nunca lo voy a olvidar", afirmó.

Alberto Fernández junto a Evo Morales en La Quiaca (Captura TN)

En su discurso recordó cuando acompañaba a su padre a realizar la zafra señalando que proviene de una familia que conoce los problemas económicos y sociales; y "nunca en mi vida pensé que iba a ser presidente". Pero que "gracias a la unión del pueblo boliviano" llegó a ese lugar.

"En poco tiempo demostramos que Bolivia tenía capacidades y esperanza. Recuperamos nuestros recursos naturales, nacionalizamos los servicios básicos, garantizamos la soberanía e independencia del Estado. Garantizamos la dignidad de un pueblo", remarcó y agregó: "El año pasado, como estos días, el golpe. Un golpe a nuestro modelo económico, a nuestros recursos naturales".

Después de 11 meses en Argentina vuelve a Bolivia (REUTERS/Ueslei Marcelino).

Al mismo tiempo manifestó que "no dudaba que íbamos a volver pero no estaba seguro de que iba a ser tan pronto. Algo histórico, algo inédito, gracias al pueblo boliviano y al acompañamiento de muchas autoridades y exautoridades del mundo".

Se mostró sorprendido por "el acompañamiento del pueblo argentino, y especialmente del hermano presidente Alberto Fernández". Sobre los 11 meses que estuvo en el país, detalló que se sintió "como en casa". "Parte de mi vida queda en Argentina", dijo y remarcó que iba a extrañar la carne de nuestro país.

El acto se realizó en La Quiaca (REUTERS/Ueslei Marcelino).

"Somos la Patria Grande, somos un pueblo que trabajamos en solidaridad pero tambien en complementariedad", dijo haciendo referencia a la materia prima que producen ambos países.

En cuanto a su rol ahora que no será mas Presidente, adelantó que compartirá su "experiencia en la lucha sindical con todos quienes inviten, porque la lucha sigue mientras exista el capitalismo-imperialismo".