El Gobierno se apresta a definir cómo será la nueva etapa del aislamiento social que se iniciará el lunes próximo, en un contexto que sigue mostrando crecimiento de contagios de coronavirus en algunas ciudades del interior del país, una meseta alta de casos positivos en el AMBA y un horizonte auspicioso ante la eventual llegada al país de una vacuna hacia fin de año.

El presidente Alberto Fernández recibirá mañana en la residencia de Olivos al gobernador bonaerense, Axel Kicillof; y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para acordar los pasos a seguir en las próximas semanas.

La reunión se iniciará a las 10.30 y, de acuerdo a lo estimado por los voceros, los anuncios para la nueva etapa se concretarían por la tarde, desde Casa Rosada, aunque todavía no está definido el formato que tendrá esa comunicación.

El 23 de octubre pasado, el presidente Alberto Fernández había anunciado desde Misiones que se mantendrían las disposiciones de aislamiento y distanciamiento social "por 14 días más", período que termina el domingo próximo. En aquella oportunidad, el Presidente hizo el anuncio junto al ministro de Salud, Ginés González García, y el gobernador local, Oscar Herrera Ahuad.

Pese a que se registraba entonces una baja en el número de contagios en el AMBA, Fernández advirtió que todavía se estaba "lejos de superar el problema" y que la mayor transmisión comunitaria se había trasladado a las provincias.

Remarcó que ocho distritos concentraban el 55 por ciento de los contagios: Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut y San Luis.

El Gobierno resolvió entonces que Misiones, Corrientes, Formosa, Entre Ríos, La Pampa,Catamarca, Jujuy y San Juan se encuadrarían en la modalidad de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo), mientras que departamentos y ciudades de otras 16 provincias seguirán bajo la modalidad de aislamiento.

El ASPO, en tanto, fue dispuesto para el AMBA, el resto de la provincia de Buenos Aires, Chaco, Chubut, Córdoba, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

(Foto: EFE/ Jesús Diges)

Cuál es la diferencia entre ASPO y DISPO

Alberto Fernández anunciará mañana la nueva fase del aislamiento a partir del lunes que viene y la expectativa está puesta en el posible paso a una etapa de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) en el Área Metropolitana que conforman CABA y 40 municipios de la Provincia de Buenos Aires.

El aislamiento social, que rige en la Argentina desde el 20 de marzo último y continúa desde junio únicamente en aquellas zonas del país donde haya transmisión comunitaria del virus, dispone que cada persona debe quedarse en su domicilio y que sólo se puede salir para realizar compras básicas, trabajos esenciales o trabajos exceptuados.

Por otra parte, el DISPO especifica que todo ciudadano podrá "circular, trabajar y realizar sus actividades siempre que guarden la distancia de 2 metros". Las actividades que reabran deberán readecuarse para garantizar este DISPO y que se permitirán reuniones de hasta 10 personas, pero los lugares no podrán superar el 50% de su capacidad habilitada.

En todos los casos seguirán prohibidos: los eventos en espacios públicos o privados con más de 10 personas (incluídos cine, teatros, clubes o centros culturales); el transporte público de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional (salvo para trabajadores esenciales); y la actividad turística.

Bares y restaurantes abiertos con mesas y atención en la calle, (Foto: Clarín)

Cuál es la situación actual 

En la ciudad de Buenos Aires, se reportaron ayer un total de 450 nuevos casos y 22 muertos por coronavirus, un registro que elevó a 5.258 el número de fallecidos en el distrito y a 148.968 el de contagiados desde la llegada de la pandemia.

En tanto, la ocupación de camas de terapia intensiva es del 27,3%, informó esta mañana el Ministerio de Salud porteño en el parte diario de la situación sanitaria.

Hasta hoy, Catamarca, Corrientes, Formosa, La Pampa y Misiones son las cinco provincias que registran menos de 100 personas fallecidas a causa del coronavirus. En tanto, en las últimas horas, San Juan y San Luis pasaron la barrera de los 100 decesos, mientras Formosa, Catamarca y Misiones no llegaron a la decena.