Fede Bal venía de una buena racha en Masterchef: sus últimas dos creaciones habían gustado mucho al jurado y él estaba orgulloso de los platos, pero este miércoles llegó el fin de la bonanza. En la prueba de cocinar con ingredientes que le tocaron al azar en una ruleta no tuvo un buen desempeño.

Su "carnes sobre colchón de morrón" no le gustó nada a Damián Betular, Germán Martitegui Donato de Santis, los jurados del certamen. Y hasta él mismo admitió su descontento. "No estoy para nada de acuerdo con el plato de hoy", dijo apenas presentó el plato.

"Qué bueno que seguimos con el pacto de sinceridad", le contestó Betular mientras se quejaba de un trozo de grasa que había en el cuadril y que se "tuvo que tragar", a pesar de que el hijo de Carmen Barbieri había asegurado: "lo corté en cuadritos y seleccioné lo mejor del cuadril".

Federico Bal (Instagram)

Cuando el conductor Santiago del Moro le preguntó por su plato y por las medallas a los mejores del día, Fede reconoció: "No, son para mis compañeros. Yo voy directo al domingo". "¿Te ves el domingo?", insistió el conductor, sobre la gala de eliminación.

"Yo mismo quiero venir el domingo. No estoy para nada de acuerdo con mi plato de hoy", volvió a decir Fede, y su pronóstico se cumplió, el domingo competirá por no abandonar el certamen.