Así lo aseguró el número uno de Arcos Dorados durante su exposición virtual en el 56º Coloquio de Idea.


Wood Staton, el número uno de Arcos Dorados, la mayor concesionaria de McDonald’s en América Latina, afirmó este jueves que el “gran enemigo del emprendedurismo es la inflación”, y aseguró que la APP de la compañía presente en el 20 por ciento de los celulares de la región “nos está salvando el pellejo”.

El alto ejecutivo colombiano recordó que inició las franquicias de la famosa cadena de restaurantes en la Argentina, país del que destacó su liderazgo en materia educativa, pero insistió en la problemática del aumento de precios para aquellos que inician un proyecto.

La inflación “no te permite ponerlo ahora para recogerlo en cinco o 10 años”, dijo durante su exposición virtual en el 56º Coloquio de Idea, y repasó las dificultades que se le plantearon a la cadena con la irrupción del Covid-19 que le obligó en los primeros meses a cerrar o reducir las operaciones en sus 2.200 bocas de venta.

Esa situación motivó inclusive reclamos salariales, ante las dificultades de la empresa que por su tamaño no accedió a apoyo estatal.

“La pandemia nos agarró a todos desprevenidos, en marzo estábamos en la olla”, resaltó Staton. “Gracias a Dios hace cuatro o cinco años contratamos a un tipo (que venía) de Google en marketing”, recordó, y dijo que en su misma empresa le preguntaban para qué lo hacía.

Dijo que obviamente desconocía la irrupción de la pandemia pero “yo me veía venir lo digital y lo que él hizo fue absolutamente importantísimo, en liderar un cambio en la forma no solo en que invertíamos la plata en publicidad, sino un cambio completo”, agregó.

Explicó que en la actualidad, el 20 por ciento de los teléfonos celulares donde opera la franquicia tienen descargada la aplicación de la marca “y eso nos está salvando el pellejo”. “Hemos sextuplicado la cantidad de negocios que hacemos por esa vía”, comentó.

“Nos hemos tenido que reinventar internamente, el mundo hoy anda a una velocidad mucho más alta que antes”, puntualizó y recordó que en 1986 cuando abrió el primer local en Buenos Aires los mozos atendían al público con “bandejas y servilletas blancas”.

Indicó que esa disrupción en el modo de tomar los pedidos impulsó a la franquicia y “hoy tenemos que ser también innovadores” porque la experiencia con el público antes de la pandemia marcaba que el cliente tiene menos paciencia para esperar los pedidos.

Staton animó a los emprendedores argentinos a impulsar sus proyectos. “Es el lugar de mejor educación de América Latina”, explicó. Bromeó con que los brasileños le realizan chanzas a los argentinos porque ganaron cinco copas del mundo en fútbol. “Argentina tiene cinco nóbeles y Brasil cero”, comparó. “El Papa Francisco también es argentino”, dijo como otra muestra de capacidad y formación.

También destacó el ascenso de las mujeres en la estructura interna de Arcos Dorados, más de la mitad de los puestos de responsabilidad son desempeñados por ellas, aunque reconoció que la “meritocracia” todavía “tiene sus fallas”.

Por Walter Giannoni (La Voz del Interior)




Comentarios