El Millonario fue local en cancha de Independiente. Con un doblete de Julián Álvarez selló su lugar en la próxima fase.


River Plate se clasificó a los octavos de final de la Copa Liberadores 2020 y al mismo tiempo eliminó al brasileño San Pablo, al que derrotó por 2-1 en un partido jugado este miércoles por la quinta fecha del Grupo D.

Julián Álvarez (10′ y 37′) anotó los goles para el triunfo del ‘millonario’, mientras que Diego Costa (26) descontó para la visita, en el cotejo disputado en el estadio Libertadores de América, del club Independiente de Avellaneda, ya que River tiene el Monumental en etapa de refacciones.

El partido tuvo un desarrollo intenso, con los dos equipos atacándose mutuamente desde el arranque, aunque la prematura conquista riverplatense, a los 11 minutos, obligó a los visitantes a redoblar energías en pos de al menos una paridad que le permitiera seguir con vida en el certamen.

Entonces River se recicló inmediatamente y empezó a jugar de contra, aprovechando las facilidades que encontraba otro cordobés, Matías Suárez (asistió a Álvarez en la apertura), para ganar a espaldas del español Juanfrán, que ocupa el lateral derecho y le permite a Dani Alves jugar en el armado de la mitad de la cancha con la camiseta número 10 (el mismo número con el que posó ayer con la de Boca, en el Centro de Entrenamiento “xeneize” de Ezeiza).

Pero la igualdad, a los 25 minutos, no iba a llegar por ninguna jugada elaborada, sino por un tiro de esquina desde la izquierda que el “lungo” Diego Costa ganó de cabeza ante un desarmado Javier Pinola y un estático Franco Armani (hoy llegó a los 100 partidos con la camiseta de River), que se quedó inmovilizado sobre la línea de gol.

Esta conquista volvió el partido a la escenografía inicial, con River yendo a buscar el desnivel nuevamente sin especulaciones, llenando los espacios en campo brasileño y jugando un fútbol de alto nivel, que desmentía a cada instante la falta de competitividad que sufrió el equipo por seis meses, hasta la reanudación de esta Libertadores.

Y como producto de este buen juego, con triangulaciones por el centro del ataque, rápidas y precisas, llegó River a su segunda conquista, luego de tres pases que tuvieron como protagonistas a Ignacio Fernández, Nicolás De la Cruz y Álvarez como vértice para la definición con un remate a la altura del punto penal.

Así, luego de cinco fechas, el ecuatoriano Liga de Quito (12 puntos) y River (10) aseguraron sus boletos a la ronda decisiva, mientras que Sao Paulo (4) y el peruano Binacional (3) ya no tienen chances en la Libertadores.

En la última fecha, a jugarse el 20 de octubre, River será local ante Liga de Quito en duelo por el primer puesto, mientras que Sao Paulo recibirá a Binacional, en cruce mano a mano por el tercer puesto y el boleto a la Copa Sudamericana.




Comentarios