No le cayó nada bien la devolución de Karina "La Princesita".


Gladys “La Bomba Tucumana” dio la nota en la emisión del martes del Cantando 2020: después de quejarse por su vestuario y de cruzarse con Karina “La Princesita” terminó llorando y a un paso de dejar el certamen.

Todo comenzó cuando Ángel de Brito le consultó qué había pasado con el vestuario: “Tuviste una agarrada con la chica del vestuario, que no te gustaba la ropa, que no hay telas para vos, llanto, grito, todo”, le dijo.

Gladys intentó esquivar el tema, pero finalmente admitió comenzó diciendo el conductor. “Como yo soy una mujer con un cuerpo especial, porque soy real, he sido madre, soy grande. Tengo mucha lola, colas, curvas, entonces por ahí nos la pegamos”.

Si me tuviera que quejar, el programa no alcanza, directamente“, lanzó cuando Moria Casán le preguntó por qué se quejaba. A este envase le pueden poner cualquier cosa”, comentó y luego disparó: “Tuve que llamar a la producción. Pasan vestidos alucinantes y el mío es de una tela… Cuando vean el de Flor Torrente se caen… Me voy a poner lo que a mí me gusta, quiero tapar mis brazos. Tengo 55 años”, agregó.

Luego vivió otro mal momento cuando llegó la devolución de Karina “La Princesita”. “No lo vi bien. Entiendo lo que te pasó, pero como cantante y artista tenés que dejar esas cosas abajo del escenario, cosa que acá no pasó”, le dijo la jurado.

Finalmente, después del corte, Gladys explotó. “Quiero decir públicamente que me voy del certamen”, anunció, y apuntó contra Karina. “No entiendo por qué me pone un cuatro, pero no me voy a pelear con ella”, dijo llorando.

“Yo no tengo que demostrarle nada a nadie, soy Gladis “La Bomba” Tucumana”, agregó. “Me quiero ir ahora, ya, del estudio”.




Comentarios