Con todo el histrionismo al que está acostumbrado, Alexander Caniggia aterrizó este jueves en la pista del Cantando 2020 para sumarse al certamen de la mano de Melina Del Piano, una joven revelación.

Alex entró con toda su energía y repartió comentarios y hasta insultos para todos. "Como conductores están muy tranquilos. Creo que tendría que ser yo. Le rompo el cu… a todos los conductores", dijo a Ángel de Brito y Laura Fernández.

Alex y Melina cantaron una versión de "Cuando calienta el sol", de Luis Miguel.

La performance sorprendió al jurado, que se revolucionó al hacer las devoluciones al hijo del exfutbolista Claudio Paul Caniggia, y hermano de Charlotte.

​"Yo estoy tentada, pero no porque vi algo malo sino porque me pareció una gran sorpresa. Creo que tenés todo lo que tiene que tener un artista, menos la voz", le dijo Karina La Princesita, que les dio un 6.

"Fue totalmente entretenido, hubo mucha energía cuando bajaste la escalera, me encantó. Me parece que tenés mucha gracia, mucho carisma ¿Vos te considerás un cantante?", le preguntó Karina, y él respondió: "Sí, sí. Yo tengo mis temas. Si la gente no sabe, que me busque en YouTube".

Nacha Guevara y Moria Casán también disfrutaron del show -Moria le puso un 9 y Nacha dijo "al final alguien que está loco, ¡bienvenido!"- pero el momento tenso se dio cuando llegó el turno de la devolución de Oscar Mediavilla. "Vos Alex tenés un buen look pero no te sobra nada para cantar", le dijo.