Se trata de un partido que "estaba en fase 5, lo que permitía las reuniones familiares".


Alrededor de 180 personas del partido bonaerense de Navarro debieron aislarse en forma preventiva por un infectado de coronavirus que ingresó a esa ciudad y contagió a dos miembros de una familia durante una reunión, en la que se investiga si se practicaba el juego clandestino.

El intendente de esa ciudad, Santiago Maggiotti, explicó que el caso se inició por un hombre de la localidad de General Las Heras que ingresó a Navarro el 4 de julio.

Santiago Maggiotti. (web)

Ese hombre, quien “entró a la ciudad con un permiso de trabajador esencial” y luego se comprobó que tenía coronavirus, participó de una reunión en una casa en la que, una semana después, dos de sus miembros resultaron contagiados de la enfermedad.

Durante una rueda de prensa, el jefe comunal indicó que Navarro “estaba en fase 5, lo que permitía las reuniones familiares, por lo que todos los contactos que estuvieron con la familia contagiada en esos casi diez días deben ser aislados en forma preventiva”.

Maggiotti puntualizó que se realizaron dos denuncias por el caso: una ante la Justicia federal por la violación del aislamiento, tanto del hombre que ingresó de General Las Heras como del que lo recibió para una reunión en Navarro, y otra ante el Juzgado de Paz para que determine si en esa vivienda se realizaban apuestas ilegales.

El intendente aclaró que estando en fase 5 “las reuniones eran permitidas solo para los habitantes de Navarro” y destacó la actitud de los vecinos que “estuvieron cuidándose estos más de cien días”.

“Por un negligente e irresponsable hoy estamos en una situación que tenemos que aislar a 179 navarreros”, concluyó.

Con información de Télam.


En esta nota:

Sociedad Coronavirus


Comentarios