El presidente de Portugal aclaró cómo se disputará la fase final en Lisboa entre el 12 y 23 de agosto.


El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, aclaró este sábado que la decisión final de jugar o no con público en la fase final de la Champions League que se disputará en Lisboa entre el 12 y 23 de agosto, le corresponderá al país anfitrión.

“Si fuera una situación que aconseja que no haya público, no habrá. Es decir, quien manda es el país donde se celebra“, aclaró este sábado el jefe del Estado portugués en declaraciones a los periodistas en Lisboa, según publicó la agencia de noticias EFE.

El presidente luso insistió, acerca de la elección de Lisboa como sede, en que “para la economía del país significa una promoción que no tiene precio”.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, junto al presidente de la FIFA, Gianni Infantino y el primer ministro portugués, Antonio Costa en la tribuna de la final de la Eurocopa entre Francia y Portugal en Saint-Denis, París, el 10/07/2016. (Foto:  Federico Gambarini/dpa)

Portugal es uno de los países menos afectados por la pandemia en el sur de Europa, aunque desde finales de mayo han sido detectados varios brotes en cinco zonas de Lisboa y hay dificultades para controlar sus cadenas de transmisión, reconoció este viernes la ministra de salud lusitana, Marta Temido.

La fase final la disputarán a partido único los cuatro equipos que se clasificaron para cuartos de final antes del receso por el coronavirus en marzo pasado y los cuatro que surgirán de las eliminatorias que aún deben decidirse si mantendrán las localías originales y serán en agosto (el 7 y 8).

El Atlético de Madrid que dirige el Cholo Simeone es uno de los clubes clasificados a los cuartos de final de la Champions League (Foto: Peter Byrne/PA Wire/dpa)

Los que están clasificados a cuartos de final son Atlético de Madrid, París Saint Germain, Atalanta y Leipzig, mientras que los partidos a jugarse para definir los equipos que restan son Barcelona-Nápoli; Bayern Múnich-Chelsea; Juventus-Lyon y Manchester City-Real Madrid.

La final de la Champions League 2020 se debió haber jugado a fines de mayo en Estambul, pero el receso prolongado por el coronavirus generó un cambio no solo en el calendario sino en el sistema de competición, ya que será la primera vez que cuartos de final y semifinales se jugarán a un único partido.




Comentarios