El Ministerio de Salud emitió el parte vespertino sobre la situación epidemiológica del Covid-19 en el país.


Según informó el Ministerio de Salud, un total de 21 personas murieron y 1.208 fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas 24 horas en Argentina, con lo que suman 854 los fallecidos y 32.785 los infectados desde el inicio de la pandemia.

Del total de esos casos, 1.028 son importados, 12.835 son contactos estrechos de casos confirmados, 12.828 son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Desde el último reporte emitido, se registraron 12 nuevas muertes. Once hombres, siete de 62, 63, 66, 68, 76, 54 y 55, residentes en la provincia de Buenos Aires; dos de 40 y 72 años, residentes en la Ciudad de Buenos Aires (CABA); uno de 67 años, residente en la provincia de Río Negro; uno de 64 años, residente en la provincia de Córdoba; y una mujer, de 92 años, residente en la Ciudad de Buenos Aires (CABA). Otros nueve decesos habían sido reportados en el informe oficial matutino de hoy.​ Al momento la cantidad de personas fallecidas es 854.

(Foto: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)

La Ciudad de Buenos Aires sigue siendo el distrito con más casos confirmados hasta el momento (15.282, de los cuales 575 fueron reportados este lunes), seguida por la provincia de Buenos Aires, con 13.748 contagios confirmados, 552 de ellos reportados hoy.

Según informaron fuentes oficiales, hay 9.891 pacientes que ya han sido dados de alta.

Por otra parte, la provincia de Chaco, el tercer distrito con más casos de coronavirus en Argentina, decidió endurecer las medidas de aislamiento social ante un aumento en los contagios, que ascienden a 1.364, con 38 de ellos reportados este lunes.

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, resolvió que desde este lunes y hasta el 21 el junio habrá un “máximo nivel de restricción de actividades”en su provincia.

“Dijimos que no íbamos a hablar más de fases, pero es la etapa más dura y restrictiva desde el inicio de la cuarentena, por lo que vamos a controlar el aislamiento obligatorio a rajatabla“, advirtió Capitanich a través de un mensaje en las redes sociales.

Las nuevas restricciones incluyen suspender los permisos otorgados para desarrollar ciertas actividades y permitir la circulación sólo de quienes prestan servicios de primera necesidad. Además, se ha suspendido la atención en bancos y se dispuso el cierre total de los controles fronterizos de la provincia.

En tanto, las autoridades de la capital argentina y la provincia de Buenos Aires, distritos que concentran cerca del 90 % de los nuevos casos de COVID-19, analizan posibles medidas ante el crecimiento de los contagios en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano.




Comentarios