Shi Zhengli y su equipo anticiparon el virus 11 meses antes de su aparición y fueron silenciados por el Gobierno.


La investigadora china en virología Shi Zhengli, que hace un año advirtió al mundo sobre la aparición de un nuevo virus mortal, dijo ahora que el coronavirus ​es “solo la punta del iceberg” de lo que los humanos podrían tener que enfrentar en cuanto a brotes infecciosos.

Shi Zhengli en el laboratorio P4 in Wuhan, capitala de Hubei, China (AFP)

“Si queremos evitar que los seres humanos sufran el próximo brote de enfermedades infecciosas, debemos adelantarnos para conocer estos virus desconocidos transportados por animales salvajes en la naturaleza y advertirlo de manera temprana”, alertó Zhengli en declaraciones a la Televisión Central de China.

“Si no estudiamos los virus, posiblemente habrá otro brote”, advirtió la llamada por la prensa “Mujer Murciélago”, por sus numerosas investigaciones sobre esos mamíferos.

Shi Zhengli en el laboratorio P4 in Wuhan, capitala de Hubei, China (AFP)

Zhengli fue una de las primeras expertas chinas en sugerir que SARS-CoV-2 (coronavirus) venía de los murciélagos. Se ganó el apodo de “Mujer Murciélago” al secuenciar los genes del nuevo coronavirus solo tres días después de que se conociera la existencia del Covid-19.

Shi y su equipo advirtieron sobre la posibilidad de que se produjeran brotes de coronavirus similares al SARS en China 11 meses antes de que comenzara la pandemia. En ese entonces, la doctora y los demás profesionales recibieron presiones para que esa información no trascendiera.




Comentarios