Se trata de una adquisición que se llevó a cabo en marzo. El fiscal Sergio Rodríguez realizó la denuncia.


El responsable de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), Sergio Rodríguez, denunció presuntos sobreprecios e incumplimientos en los procesos licitatorios para la adquisición de harina de trigo tipo 000, en un nuevo caso de irregularidades en la compra de alimentos por parte del Ministerio de Desarrollo Social.

“Se puede advertir que el procedimiento de selección relativo a la adquisición de harina de trigo 000 fue adjudicado, aunque en un pequeño porcentaje, por encima del precio testigo proporcionado por la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), sin que obrara argumentación por las autoridades competentes sobre la necesidad de continuar con dicho procedimiento pese a ello”, indica la denuncia que compartió Clarín.

El ministro Daniel Arroyo.

El titular de la PIA consideró que “los montos ofertados y adjudicados superaron ampliamente los precios máximos publicados por el Ministerio de Desarrollo Productivo”.

Con respecto a los precios máximos, según Rodríguez, la harina de trigo tipo 000 marca Morixe se establece en los $ 34,1 y la marca Caserita se encuentra previsto en los $ 49,6. En ese sentido, en el expediente indican “una diferencia del 65 % aproximadamente con relación a la marca Morixe”, es decir entre el producto y la intermediadora.

Rodríguez manifestó que esos números “confirman nuevamente la irrazonabilidad de las adjudicaciones formalizadas y la afectación al principio de eficiencia a que debe ajustarse la gestión de las contrataciones, evitando costos elevados”.

Para la adquisición de harina de trigo tipo 000, expediente iniciado el 22 de marzo por la Dirección de Compras y Contrataciones, se expuso la cadena de responsabilidades. Así, el fiscal Rodríguez indicó que con motivo del requerimiento efectuado por el exsecretario de Articulación de Política Social, Gonzalo Calvo, se dio impulso al procedimiento de selección para atender la emergencia e instrumentado la contratación directa.

De esta manera, se solicitó la compra de 1.700.000 kilos de harina de trigo, estimándose el gasto en $ 91.324.000,00, “sin que obre la forma en que fue estimado el mismo”, señala la presentación judicial.




Comentarios