Silvino Báez, el padre de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en enero en la puerta de un boliche de Villa Gesell, dijo este miércoles que el fallo que rechazó excarcelar a los rugbiers detenidos por el hecho demuestra que la Justicia le da a su hijo "la oportunidad que los asesinos no le dieron".

"Confiamos en la Justicia, podían pasar muchas cosas, podrían haberle estado a favor de los asesinos, pero esta vez le dieron la oportunidad a mi hijo que los asesinos no le dieron", dijo Silvino en diálogo con TN.

"Tomamos esto con mucho alivio, sabemos que estamos en un buen camino, que hay más pruebas que se van mostrando de a poco, estamos muy confiados en la justicia y en nuestros abogados", agregó el padre de Fernando y consideró que los rugbiers "están complicado".

A falta de tres días para cumplirse los tres meses del crimen, Silvino aseguró que "los días son más difíciles" porque con su esposa están alejados de la familia y de los amigos debido al coronavirus.

"Dicen que el tiempo cura todo, a mí no me ha llegado ninguna cura, cada día con mi mujer la pasamos peor. Nos quedamos los dos tratando de sobrellevar esto lo mejor posible, hay días que caemos los dos en la cama y el que se levanta primero y está más fuerte ayuda al otro", reveló.

Silvino aseguró que lo que más les cuesta es ver los videos y ver que a Fernando "nunca le dieron la oportunidad de sobreponerse de los golpes. Ellos fueron a matar, tenemos la prueba y ellos tienen que quedar presos, si es posible que les den perpetua", concluyó.