Ayer por la noche, luego de mucha expectativa, Alberto Fernández extendió la cuarentena obligatoria hasta el 26 de abril.

En un momento de su discurso, el Presidente habló de la posibilidad de permitir salir a la calle para hacer actividad física durante el aislamiento.

El mandatario señaló que está estudiando junto con su equipo pemitir, bajo ciertas condiciones, que las personas puedan hacer ejercicio físico al aire libre en un rango no mayor cinco cuadras de su domicilio.

No obstante, todavía no se definió nada al respecto. Fernández indicó que "todo depende de cómo evoluciona el panorama y de la responsabilidad de cada uno".

Ayer, en su discurso, el Presidente habló de la posibilidad de permitir salir a la calle para hacer actividad física durante el aislamiento.

Si se llegara a autorizar y la situación se descontrola, será anulada. Esta discusión surgió a partir del pedido de algunos gobernadores.

A la pregunta de un periodista en la quinta presidencial de Olivos, el mandatario aclaró que "la decisión es del Gobierno Nacional, no de las provincias". Las mismas harán sus propuestas, el Estado analizará los pedidos junto con el Ministerio de Salud y resolverá las medidas.

En caso de que se crea que no se puede poner en marcha, no se realizará, ya que el Presidente no quiere que se tire por la borda todo lo que hasta acá se realizó.