Una pareja llenó dos changuitos, dejando sin nada al resto de los clientes.


Embutidos, fiambres, distintos cortes… ante el miedo al desabastecimiento por la cuarentena, una pareja llenó dos changuitos con todos los cortes cárnicos que había en el supermecado.

En tiempo de escasez, donde la solidaridad entre vecinos es fundamental, otro cliente filmó la situación y el video se volvió viral. Solo en YouTube, acumula más de medio millón de reproducciones.

Ocurrió en el Condado de Lake, ubicado en Columbia Británica, Canadá. El comprador, Dan Marcotte, tuvo que salir en televisión nacional a dar explicaciones. Es que luego de ser escrachado en las redes, sus vecinos comenzaron hostigarlo. Y, según él, hasta ha recibido “amenazas de muerte”.

“Mi novia y yo no esperamos generar esta tipo de reacción”, aseguró Marcotte, quien además aclaró que se movió motivado por la desesperación. 

“Todos saben quién soy, porque me expongo. No contesto el teléfono, así que estoy perdiendo negocios. Mi propia madre está avergonzada de mí“, relató.

El pedido de discupas, sin embargo, también fue acompañado por un reproche: “Si mi novia y yo hubiéramos hecho esto hace dos meses, nadie diría una maldita palabra”.

Y remató: “Nos crucifican por comprar dos carritos de carne. Podríamos habernos excedido, pero no empujamos a las personas, ni nos reímos de nadie”. Además, en entrevistas, advirtió que no fue el único que se sobreabasteció, sino que replicó el comportamiento de los demás.




Comentarios