Roger Federer (38) siempre es protagonista, tanto dentro como fuera del campo de juego. Hace algunos años, las cámaras registraron un cariñoso encuentro con su mujer Mirka, y en 2019 se viralizó un video donde se ve a un encargado de seguridad pidiéndole su acreditación para entrar al vestuario.

Este lunes, en la previa de la primera jornada del Australian Open, el tenista suizo hizo de las suyas en los pasillos: jugó a las escondidas y "atacó " a Daniel Troxler, su fisioterapeuta. Las cámaras de seguridad captaron el divertido momento.

Federer, que está buscando su tercer título en cuatro años en el Abierto de Australia, arrolló al estadounidense Steve Johnson por 6-3, 6-2 y 6-2 para pasar a la segunda ronda del torneo. "Me sentí muy bien. Entrené muy duro, como siempre lo hago, y afortunadamente no tuve ninguna lesión ni problemas", dijo el tenista suizo.

En la próxima ronda, Federer tendrá por delante al vencedor del partido entre el serbio Filip Krajinovic y el francés Quentin Halys, quien obtuvo su boleto en la fase clasificatoria. Este encuentro fue suspendido por la lluvia y será reprogramado.